Baja California Sur se alista para el avistamiento de la ballena azul

La ballena azul llega cada invierno al Mar de Cortés. (Conanp)

La ballena azul llega cada invierno al Mar de Cortés. (Conanp)

La ballena azul es el animal más grande del planeta y como ocurre cada invierno, es posible admirarlo en el Mar de Cortés.

“Llega a medir aproximadamente 29 metros y a pesar entre 100 y 120 toneladas, uno de los lugares principales de avistamiento de la ballena azul es la zona de Loreto dentro del Golfo de California”, dijo la maestra en Ciencias, Michelle Valdés.

La ballena azul es posible admirarse en el Mar de Cortés. (Conanp)
La ballena azul es posible admirarse en el Mar de Cortés. (Conanp)

La ballena azul es posible admirarse en el Mar de Cortés. (Conanp)

En el área del Parque Nacional Marino de la Bahía de Loreto se realizan avistamientos guiados y certificados siguiendo las normas oficiales.

“Tratar de hacerlo de la manera más amigable posible y mantener una buena distancia con él, alrededor de unos 100 metros todas las embarcaciones deben estar reguladas”, insistió la bióloga marina Mireya Díaz.

La ballena azul es de los animales más longevos y suelen realizar sus principales funciones biológicas en el Mar de Cortés.

“Llegan a vivir aproximadamente cien años y el uso de la zona de Baja California para estos ejemplares es tanto de reproducción, de crianza y de alimentación”, explicó la maestra Valdés.

Generalmente viajan solas, no son muy sociales y se alimentan de krill que son pequeños crustáceos parecidos a los camarones.

La ballena azul es el animal más grande del planeta. (Conanp)
La ballena azul es el animal más grande del planeta. (Conanp)

La ballena azul es el animal más grande del planeta. (Conanp)

Su población mundial es de cerca de aproximadamente 25 mil individuos y poco más de mil 400 en aguas mexicanas, pero no es fácil su avistamiento, sin embargo, de acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en la zona de Loreto este año se registraron 20 ejemplares.

“La frecuencia de los avistamientos no es muy común, sin embargo, este año se duplicaron el número de avistamientos”, refirió la bióloga Díaz.

La temporada ideal para ver de cerca de este gigantesco cetáceo que viene desde los mares de Alaska es de enero a principios de abril en el Mar de Cortés.

Con información de Armando Figaredo

KAH

comentarios
CARGANDO...