AztechSAT, primer nanosatélite mexicano, podría ser lanzado para el 2019

aztechSAT, primer nanosatélite mexicano, podria ser lanzado para el 2019

AztechSAT, primer nanosatélite mexicano, podría ser lanzado para el 2019. (Conacyt)

Un grupo de estudiantes mexicanos trabaja en el diseño y construcción de un nanosatélite, que podría ser puesto en órbita con el apoyo de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Espacial Mexicana (AEM).

Los alumnos y profesores de la carrera en Ingeniería Aeroespacial de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) son los encargados de diseñar el proyecto educativo, que tiene como misión participar de las transmisiones de señal en las telecomunicaciones terrestres.

El nanosatélite mexicano recibirá el nombre de AztechSAT 1, en alusión a la cultura azteca y podría ser lanzado a la órbita en el año 2019, indicó el director científico del proyecto, el doctor Héctor Simón Vargas Martínez.

“El nanosatélite o CubeSat es un cubo de 10 centímetros que se espera pueda comunicarse con la constelación Globalstar, la cual tiene una altitud de mil 400 kilómetros de la Tierra. Este cubo será liberado en la Estación Espacial Internacional, explicó a la Agencia Informativa Conacyt.

Agregó que la NASA adquirió el compromiso de colocar el nanosatélite, de construcción financiada por la UPAEP, en uno de sus espacios reservados en el contenedor del lanzador que suministra a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

AztechSAT 1 estará conformado por celdas solares, mientras que su estructura externa será hecha de aluminio de grado espacial. “Digamos que no es un reto científico porque no es algo nuevo, pero sí es un reto tecnológico lograr que el satélite se comunique con Globalstar, porque no hay otro satélite que lo haya hecho, eso es lo que haremos; expuso.

Para su construcción, participarán alrededor de 35 estudiantes de ingeniería aeroespacial, electrónica, mecatrónica y sistemas, coordinados por 12 profesores, encabezados por Vargas Martínez.

“Será sometido a pruebas de radiación en una cámara que simula las condiciones espaciales. Estas pruebas serán hechas por la NASA para que verifiquen que nuestro nanosatélite cumple con los protocolos y así pueda ser entregado para su lanzamiento, anotó.

El nanosatélite dará vueltas a la Tierra en 90 minutos, mientras que su vida útil en el espacio será de tres a seis meses, para después caer a la atmósfera de la Tierra y desintegrarse tras el choque térmico.

LSH

CARGANDO...