Aumentará la pobreza en Reino Unido

El ministro de Finanzas de Reino Unido, Philip Hammond, sostiene el portafolio rojo, en el que transporta la propuesta de presupuesto rumbo al Parlamento. (Getty Images)

El ministro de Finanzas de Reino Unido, Philip Hammond, sostiene el portafolio rojo, en el que transporta la propuesta de presupuesto rumbo al Parlamento. (Getty Images)

Bajo una tradición política británica que lleva siglos, en este portafolios de piel roja se encuentra el documento financiero más importante del año para el Reino Unido: el presupuesto del país.

Philip Hammond, el secretario de Finanzas británico, presentó el plan del gobierno Conservador en el Parlamento, insistiendo que los fundamentos económicos están firmes.

“Entre las economías más avanzadas el crecimiento económico de Gran Bretaña en el 2016 fue segundo, detrás de Alemania. El empleo está en un récord alto, el desempleo está descendiendo desde hace 11 años, con más de 2.7 millones de personas disfrutando de la seguridad de un trabajo digno, más que en el 2010”, explicó el ministro de finanzas.

Aunque la economía británica ha mostrado su resiliencia, el crecimiento está en desaceleración.

Los economistas ya indican que, debido a la incertidumbre y la inflación, causada por el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea, la mayoría de los ciudadanos británicos se sentirán más pobres a finales de este año 2017.

Los ingresos reales de cada familia británica caerán en promedio en un 0.6%.

El factor crucial de este fenómeno es la caída del valor de la libra esterlina. Después del referéndum del Brexit la moneda británica perdió más del 10 por ciento de su valor.

Como consecuencia los precios de los bienes en las tiendas y los mercados, especialmente los productos importados, ya han subido hasta en un 20%.

La inflación, que en 2017 alcanzara casi el 3%, es otro factor negativo.

John McDonnell, legislador laborista, afirma que “la gente sufre en el momento, con salarios estancados, precios que suben debido a la inflación, inseguridad laboral, recortes en los servicios públicos”.

Este triple golpe, de ingresos estancados, inflación y medidas de austeridad social, afectarán más fuertemente a los tres grupos vulnerables en la sociedad británica: los adultos mayores, las familias con niños, y la gente joven sin educación universitaria.

(Vytas Rudavicius, corresponsal)
tfo

comentarios
CARGANDO...