Aumenta el robo de combustible en Puebla

Aumenta el robo de combustible en Puebla. (Noticieros Televisa)

Aumenta el robo de combustible en Puebla. (Noticieros Televisa)

En Puebla, autoridades estatales y federales continúan reforzando las acciones para evitar el robo de combustible.

Este delito ocurre en mayor medida en el Triángulo Rojo que incluye los municipios de Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tepeaca y Amozoc.

“Todos los días estamos deteniendo presuntos delincuentes, todos los días estamos asegurando combustible, asegurando vehículos con reporte de robo y ligados a este ilícito”, dijo Jesús Morales, secretario de Seguridad Pública Estatal de Puebla.

El robo de combustible se ha extendido a lo largo de más de 110 kilómetros de territorio poblano, lo que comprende toda la franja del huachicol, desde el municipio de Esperanza, hasta San Rafael Tlanalapa.

De acuerdo con las autoridades, de todas las tomas clandestinas que se detectan aquí en Puebla, el 90% de ellas ocurre a unos cuantos metros de la autopista México-Puebla y Puebla-Veracruz, y es que es por esta zona precisamente por donde cruza gran parte del poliducto de Petróleos Mexicanos, que va de la ciudad de Minatitlán, hacia la Ciudad de México.

Según información de la Policía Federal, del 2015 al 2016 se decomisaron en Puebla 745 mil litros de combustible robado.

Del 2016 al 2017 se aseguraron 504 mil litros de hidrocarburo, cifra menor, sin embargo, el número de detenidos y vehículos asegurados fue mayor.

“De 2015 al 16 tuvimos 79 vehículos asegurados y del 2016- 2017 tuvimos 160, un incremento del 102 por ciento. En personas aseguradas por este delito tuvimos en el año anterior 43, y este año 182, ahí tuvimos un crecimiento del 323%, la lucha es constante”, destacó David Aguirre, coordinador de la Policía Federal de Puebla.

Este año en poco más de dos meses, estas cifras ya fueron superadas.

“Hasta este momento, tenemos más de 800 mil litros de decomisados de combustible que ha sido del periodo de febrero hasta el día de hoy”, señaló Jesús Morales, secretario de Seguridad Pública Estatal.

El robo de hidrocarburo por tomas clandestinas ha provocado en lo que va del año por lo menos 7 explosiones en el ducto Minatitlán-México.

“En unas cinco cuadras arriba, dicen que están vendiendo la gasolina. Bueno dicen que es de las tomas clandestinas”, destacó un habitante del Triángulo Rojo.

Las policías militar, federal y estatal, mantiene un operativo permanente para inhibir este delito en los 110 kilómetros de la franja del huachicol en Puebla.

Con información de Antonio Morán

KAH

comentarios
CARGANDO...