Aumenta a 72 el número de fallecidos por el ataque químico en Siria

Khan Sheikhoun es una ciudad de 75 mil habitantes. (Reuters)

Khan Sheikhoun es una ciudad de 75 mil habitantes. (Reuters)

El número de víctimas mortales por el supuesto bombardeo químico ocurrido el martes en la localidad de Khan Sheikhoun, en el norte de Siria, subió a 72 personas, entre ellos 20 niños, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Entre los fallecidos también hay 17 mujeres, según el Observatorio, que anteriormente había cifrado en 58 el número de personas muertas por el supuesto ataque químico en esta localidad que está en una zona bajo control rebelde.

La ONG alertó que en las últimas horas se produjeron al menos cinco nuevos bombardeos en Khan Sheikhoun, llevados a cabo por aviones de guerra no identificados; de los cuales no se registraron víctimas por el momento.

Tanto el Gobierno de Damasco como la oposición se culparon mutuamente del ataque, ocurrido en esta localidad ubicada en la provincia de Idleb, en el norte de Siria, una región que en su mayoría está en manos de los rebeldes y de facciones islámicas.

Según la Defensa Civil Siria, que presta servicios de rescate en áreas fuera del control de las fuerzas gubernamentales, el ataque expuso a sustancias químicas a cerca de 300 personas.

Los heridos presentaron síntomas de asfixia, vómitos, espasmos y algunos echaban espuma por la boca, según denunciaron estas fuentes.

Khan Sheikhoun tiene unos 75 mil habitantes, muchos de ellos desplazados procedentes de la vecina provincia de Hama, y está bajo el control del Ejército Libre Sirio (ELS), de acuerdo a los datos proporcionados por el director del opositor Centro de Información de Idleb, Obeida Fadel.

Horas después del supuesto ataque químico, aviones de guerra volvieron a atacar un centro médico en Khan Sheikhoun, que quedó fuera de servicio.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza de la oposición, acusó a aviones gubernamentales de haber atacado Khan Sheikhoun con proyectiles que contenían gas sarín, pero tanto Damasco como Rusia, su principal aliado, negaron haber bombardeado la localidad.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia para analizar el supuesto ataque químico, a petición de Francia y el Reino Unido.

El Gobierno de Estados Unidos consideró el ataque como un probable “crimen de guerra” y responsabilizó directamente al Ejecutivo del presidente sirio, Bachar al Asad.

 

Con información de EFE.

 

RMT

CARGANDO...