Astrónomos captan una de las explosiones más poderosas del universo

Astronomos captan explosiones poderosas del universo

Explosión de Rayos Gamma desde el Observatorio de Rayos X de Chandra (Getty Images/Archivo)

Las ráfagas de rayos gamma están entre los más enérgicos y explosivos eventos en el universo. También son efímeros, duran desde unos pocos milisegundos hasta aproximadamente un minuto. Esto ha hecho que sea difícil para los astrónomos observar una explosión de rayos gamma a detalle.

Utilizando una amplia gama de observaciones de telescopios terrestres y espaciales, los astrónomos realizaron una de las descripciones más detalladas de una ráfaga de rayos gamma hasta la fecha.

Ráfagas de rayos gamma están entre los más enérgicos y explosivos eventos en el universo. También son efímeras, duran desde unos pocos milisegundos hasta aproximadamente un minuto. Esto ha hecho que sea difícil para los astrónomos observar una explosión de rayos gamma en detalle.

Utilizando una amplia gama de observaciones de telescopios terrestres y espaciales, un equipo internacional liderado por los astrónomos de la Universidad de Maryland construyó una de las descripciones más detalladas de una explosión de rayos gamma hasta la fecha.

El evento, denominado GRB160625B, reveló detalles clave sobre la fase inicial “inmediata” de los estallidos de rayos gamma y la evolución de los grandes chorros de materia y energía que se forman como resultado de la explosión. Las conclusiones del grupo se publicaron en la edición del 27 de julio de 2017 en la revista Nature.

“Las ráfagas de rayos gamma son eventos catastróficos, relacionados con la explosión de estrellas masivas 50 veces del tamaño de nuestro Sol.

Si clasificó todas las explosiones en el universo basado en su poder, ráfagas de rayos gamma sería justo detrás del Big Bang, “Dijo Eleonora Troja, investigadora asistente en el Departamento de Astronomía de UMD y autora principal del trabajo de investigación.

“En cuestión de segundos, el proceso puede emitir tanta energía como una estrella del tamaño de nuestro Sol en toda su vida. Estamos muy interesados en saber cómo esto es posible”, destacó.

Las observaciones del grupo proporcionan las primeras respuestas a algunas preguntas sobre cómo una explosión de rayos gamma evoluciona a medida que la estrella moribunda se derrumba para convertirse en un agujero negro.

En primer lugar, los datos sugieren que el agujero negro produce un fuerte campo magnético que inicialmente domina los chorros de emisión de energía.

Entonces, cuando el campo magnético se rompe, la materia toma el control y comienza a dominar los chorros. La mayoría de los investigadores de rayos gamma crearon que los chorros estaban dominados por la materia o por el campo magnético, pero no por ambos. Los resultados actuales sugieren que ambos factores juegan un papel clave.

Los datos también sugieren que la radiación sincrotrón -que resulta cuando los electrones son acelerados en una trayectoria curva o espiral- activa la fase inicial, extremadamente brillante de la ráfaga, conocida como la fase “rápida”. Los astrónomos consideraron durante mucho tiempo otros dos candidatos principales, además de la radiación sincrotrón: la radiación del cuerpo negro, que resulta de la emisión de calor de un objeto, y la radiación Compton inversa, que se produce cuando una partícula acelerada transfiere energía a un fotón.

El telescopio espacial de rayos gamma de Fermi de la NASA detectó primero la emisión de rayos gamma de GRB160625B. Poco después, el telescopio MASTER-IAC, una parte de la red de telescopios robóticos MASTER de Rusia, ubicada en el Observatorio Teide de Canarias, siguió con observaciones de luz óptica mientras la fase de alerta seguía activa.

Con información de sciencedaily

HVI

CARGANDO...