Aspiraciones presidenciales de Lula da Silva podrían quedar truncadas

Luiz Inacio Lula da Silva realiza mitin con miras a 2018

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva realiza un mitin político con miras a 2018. (AP)

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva aprovechó su comparecencia ante la justicia para realizar un mitin político con miras a 2018.

“Estoy vivo y preparándome para volver a ser candidato a la Presidencia de este país”, dijo el expresidente Lula da Silva.

Lula habló ante miles de simpatizantes reunidos en una plaza pública tras comparecer durante cinco horas en los juzgados federales de Curitiba, al sur de Brasil. La Fiscalía lo denunció por corrupción pasiva y lavado de dinero, junto a otras siete personas, entre ellas su esposa, Marisa Letícia, fallecida en febrero pasado.

Dijo que tiene más ganas que nunca de ser candidato a la presidencia de Brasil.

“Si la elite brasileña no sabe arreglar este país, un metalúrgico con estudios de cuarto de primaria va a probar que es posible arreglar este país”, enfatizó.

Con él se encontraba, Dilma Rousseff, su sucesora y destituida de la presidencia de Brasil hace un año.

Lula es señalado de haber recibido sobornos por parte de la constructora OAS a cambio de ser beneficiada en contratos con la petrolera estatal Petrobras. En específico por la supuesta propiedad de un apartamento en el balneario de Guarujá en Sao Paulo, que figura en los registros a nombre de la constructora. Lula consideró la investigación como un montaje y pidió ser juzgado con pruebas.

“Considero este proceso ilegítimo y la denuncia una farsa, yo estoy aquí en respeto a la ley y a nuestra Constitución, pero hay muchas salvedades de los fiscales de Lava Jato”, señaló.

El resultado de la investigación contra Lula será decisivo para el proceso político brasileño en los próximos meses, pues en caso de ser condenado y la sentencia confirmada por un tribunal superior, quedaría inhabilitado para postularse a las elecciones presidenciales de 2018.

Lula enfrenta otros cuatro casos penales en su contra, en el marco de la operación Lava Jato que destapó una red de corrupción en Petrobras y podría ser investigado en otros seis procesos más por el caso Odebrecht.

A pesar del escándalo, Lula da Silva, quien concluyó su presidencia con 83% de aprobación, es el líder más valorado en las encuestas, particularmente en regiones pobres del país como el noreste y el mejor posicionado en caso de competir por la Presidencia de Brasil del próximo año.

 

Leer más: Tras comparecer por 5 horas, Lula reitera que buscará la presidencia de Brasil

 

Con información de Ana María Islas

KAH

 

CARGANDO...