Profeco aplica sanciones por 21 mdp por irregularidades en venta de gasolinas

El titular de la Profeco, Ernesto Nemer, sostuvo que “no hay incremento generalizado de precios" (Twitter/@Profeco)

En lo que va de enero de 2017, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha aplicado sanciones por más de 21 millones de pesos por diversas irregularidades y ha presentado seis denuncias penales ante la Procuraduría General de la República (PGR) por presuntas anomalías reiteradas y dolosas en la venta de gasolinas.

El titular de la Profeco, Ernesto Nemer, sostuvo que “no hay incremento generalizado de precios, tras el monitoreo focalizado y estratégico efectuado por la dependencia a los artículos de la canasta alimentaria durante este mes”, luego del alza en los precios de los combustibles.

“Hemos detectado picos de algunos productos muy localizados por entidad y ciudad, es el caso por ejemplo de la tortilla, cuyo precio es diferenciado en las distintas regiones del país”, precisó el funcionario federal.

En rueda de prensa, dio a conocer información actualizada sobre el operativo que inició la Profeco tras el ajuste en el precio de las gasolinas y el diésel, con el objetivo de evitar incrementos injustificados.

Además, se han realizado más de 32 mil monitoreos y verificaciones a productos y servicios y se han hecho más de 26 mil requerimientos de información al sector privado sobre los precios de la canasta básica para evitar incrementos injustificados. El funcionario negó que esto signifique una “cacería de brujas”.

Detalló que de las multas por 21 millones aplicadas por la Profeco a la fecha, 13 millones corresponden a 52 negativas a verificación por un monto de 250 mil pesos, de las cuales 45 son en gasolineras, seis a plantas de distribución de gas y una a gasera.

Asimismo, 5.7 millones de pesos son por sanciones a 23 gasolineras por no dar litros de a litro, y los 2.3 millones de pesos restantes se aplicaron a diferentes establecimientos por prácticas comerciales abusivas.

Nemer lvarez subrayó que en los productos de la canasta alimentaria, en ningún caso pueden subir en la misma proporción que lo hicieron las gasolinas, el diésel y el gas.

Recordó que México no tiene un sistema de control de precios y destacó que sin haber precios máximos en artículos de consumo generalizado, se debe atender a la estructura de costos en cada caso y en cada región para determinar el impacto del componente combustible, producto por producto.

Con información de Notimex

MAP

CARGANDO...