Aliados centristas de Fillon suspenden participación en su campaña

El candidato del partido de derecha 'Les Republicains' (LR), Francois Fillon, ganó la primera ronda de las elecciones para las primarias de derechas. (Getty Images/archivo)

El candidato del partido de derecha 'Les Republicains' (LR), Francois Fillon, ganó la primera ronda de las elecciones para las primarias de derechas. (Getty Images/archivo)

El partido centrista Unión Demócrata Independiente (UDI), aliado al candidato conservador François Fillon en las elecciones presidenciales de Francia, decidió suspender la participación en su campaña, informaron medios franceses.

Casi al mismo tiempo, la vicepresidenta de Los Republicanos –el partido de Fillon- en la Asamblea Nacional, Catherine Vautrin, reclamó un nuevo aspirante para la derecha en los comicios.

El creciente número de deserciones y de dudas sobre la idoneidad de Fillon se produce después de que este anunciara que ha sido convocado por los jueces de instrucción el 15 de marzo con vistas a su imputación.

El presidente de la UDI, Jean-Christophe Lagarde, indicó que el comité ejecutivo se reunirá la semana próxima para tomar una “decisión colectiva” y que la participación de ese partido en la campaña de Fillon se ve “suspendida” a la espera de dicho dictamen.

Los medios franceses habían avanzado poco antes que cargos electos de esa formación no aprobaban su decisión de mantener su candidatura, pese a la amenaza de una imputación en la investigación abierta por los supuestos empleos ficticios de su mujer, Penelope, y dos de sus cinco hijos.

En contra de Fillon se pronunció además Vautrin, quien expresó su deseo de que el ex primer ministro francés abandone y reclamó “otro candidato” que pueda dedicar toda su energía a la campaña.

La campaña de Fillon registró también el abandono de su responsable de Asuntos Internacionales y Europeos, el exministro Bruno Le Maire.

Este último indicó que dimite porque el aspirante no ha respetado su promesa de renunciar al Elíseo en caso de ser imputado, como anunció cuando el semanario satírico “Le Canard Enchaîné” desencadenó la polémica a finales de enero.

La palabra dada “es indispensable para la credibilidad de lapolítica”, consideró en un comunicado Le Maire, que en la primera vuelta de los comicios internos del centroderecha el pasado 20 de noviembre quedó en quinta posición.

Fillon, uno de los candidatos favoritos a vencer en las elecciones presidenciales del 23 de abril y el 7 de mayo próximos, afronta cargos de desvío de fondos públicos, tráfico de influencias y ocultación de actividades.

De momento, según el Consejo Constitucional, máxima autoridad judicial del país, él es el único de todos los que han anunciado ya que se presentan a las presidenciales que supera los 500 apadrinamientos de cargos públicos necesarios, el mínimo requerido para validar la candidatura.

Con 738, adelanta de lejos a los 229 recabados por el socioliberal Emmanuel Macron, los 184 del socialista Benoît Hamon o los 25 de la ultraderechista Marine Le Pen, quienes, como el resto, disponen hasta el próximo día 17 para presentar sus apoyos.

RAMG

CARGANDO...