Alcaldesa de Escobedo, NL, prohíbe a CTM cobrar derecho de piso

Transferir las obligaciones de cobrar derecho de piso es cometer un delito, asegura al alcaldesa, Clara Luz Flores.

Transferir las obligaciones de cobrar derecho de piso es cometer un delito, asegura al alcaldesa, Clara Luz Flores.

A pesar de que el Código Fiscal del estado de Nuevo León faculta a los municipios a cobrar una cuota a los mercados rodantes y tianguis por la ocupación de la vía pública, el líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Ismael Flores Cantú, cobra el derecho de piso a miles de oferentes en los municipios de Monterrey, Guadalupe, Apodaca, San Nicolás de los Garza, Santa Catarina, Juárez, García, San Pedro Garza García, Cadereyta, Jiménez, Santiago y Salinas Victoria.

A excepción del municipio de General Escobedo, donde en los últimos cinco meses, la alcaldesa, Clara Luz Flores, ya no permitió que la CTM se quedara con esos recursos.

“La única persona física o moral que puede cobrar la utilización de la vía pública es la autoridad municipal”, aclaró la alcaldesa Flores.

En el municipio de Escobedo existe un padrón de seis mil oferentes que trabajan en 120 mercados sobre ruedas y otros mil 500 vendedores que se instalan en los cruceros, todos ellos pagaban cuotas semanales a la CTM, para poder trabajar en las calles.

Rubí Rodríguez, oferente del mercado Miravista de Escobedo, Nuevo León, comentó que cuando estaban con el Sindicato les cobraban por adelantado.

La CTM cobraba a los oferentes más del cien por ciento de lo que señala la Ley de Hacienda Pública de los municipios, para el uso de la vía pública.

José Manuel Tejada, oferente del mercado Miravista, indicó que trabaja en cinco mercados, por cada uno pagaba 750 pesos al mes; actualmente paga 280 pesos.

El municipio de Escobedo cobra una cuota menor, en comparación a los pagos que les exigía la organización priista; ahora, ingresan a la Tesorería municipal.

El municipio de Escobedo recauda un millón cien mil pesos mensuales de las cuotas que pagan los seis mil oferentes que tiene registrados, mientras que la CTM recibía más de cinco millones de pesos mensuales.

“Con esa cantidad podemos hacer cuántas plazas, cuantos espacios verdes, cuantas obras, pero tampoco se nos hacía justo y correcto que cobráramos esas mismas cantidades”, aseguró la alcaldesa.

El municipio también absorbía el pago de energía eléctrica que utilizan los mercados rodantes, a pesar de que la CTM cobraba por la luz que se robaban del alumbrado público.

“Les cobraban por foco o por licuadora… cosa que no se reportaba ni a la Comisión Federal de Electricidad ni por supuesto al municipio”, señaló la alcaldesa, Clara Luz.

“Solo del rubro del pago de la energía eléctrica, nosotros estábamos pagando 30% más del recibo del municipio, era de la utilización de los mercados”, apuntó.

En agosto del año pasado, el Ayuntamiento de Escobedo interpuso denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción de Nuevo León contra los líderes de la CTM, por cobros ilegales de piso en los mercados rodantes y ante la Procuraduría General de la República (PGR), por el robo de energía eléctrica.

“Obviamente generó que la CTM se molestara conmigo y me acusara hasta de que mi futuro político iba a estar en riesgo”, mencionó.

Diputados locales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y regidores del Ayuntamiento de Escobedo, vinculados con la CTM, buscaron a la alcaldesa para pedirle que los dejara seguir cobrando el derecho de piso.

“Transferir las obligaciones de cobrar es cometer un delito. Diputados yo no voy a cometer un delito, si ustedes creen que eso está mal o hay una indefinición o de interpretación, modifiquen la ley”, dijo la alcaldesa.

Reiteró que “el cobro es una atribución exclusivamente dada a los presidentes municipales. Si ustedes la quieren cambiar, cámbienla y yo la acato y habrá condiciones”.

 

Con información de Fátima Monterrosa.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...