Afganistán decreta luto nacional en memoria de soldados muertos en ataque

El gobierno asiático calificó el ataque contra la base militar como uno de los peores golpes contra su Ejército. (AP)

El gobierno asiático calificó el ataque contra la base militar como uno de los peores golpes contra su Ejército. (AP)

El Gobierno afgano decretó este domingo como día de luto nacional por la muerte de 138 soldados, este viernes, en un ataque talibán a una base militar en el norte de Afganistán, uno de los peores golpes contra el Ejército del país asiático.

“Día de luto nacional: Homenaje a los honorables y valientes soldados musulmanes del Ejército muertos durante el rezo del viernes”, anunció la oficina del presidente afgano, Ashraf Gani, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

En un comunicado, Gani señaló que “cada soldado es un héroe al tener la opción de servir al país por un mejor futuro” y visitó a algunos de los 67 soldados heridos.

El presidente afgano sostuvo, por videoconferencia, una reunión de emergencia con los gobernadores de las 34 provincias del país y algunos jefes de Policías sobre la situación de seguridad en el país.

El ataque de diez insurgentes vestidos con uniformes del Ejército, en el que dos de ellos se inmolaron y el resto murieron en combate, se produjo cuando los soldados abandonaban la mezquita dentro de la base militar tras las oraciones del viernes.

Según el presidente afgano, los insurgentes realizan este tipo de ataques contra “civiles, mezquitas, académicos, mujeres, jóvenes y niños porque las fuerzas de seguridad han infligido un número de bajas sin precedentes a los enemigos” en el campo de batalla.

Gani, quien reconoció que Afganistán atraviesa “una etapa crítica”, dijo que lo que está sucediendo no es una guerra “interna”, sino que se está llevando a cabo una “campaña internacional” perpetrada por grupos terroristas para “desestabilizar” el país.

“Los grupos minoritarios no pueden cambiar nuestro objetivo”, añadió, al tiempo que pidió a los talibanes que opten por el diálogo y no por las armas.

“El Afganistán de hoy no es el de ayer, si realmente aceptan el reto, vengan a discutir y negociar con la gente, no a matarla”, pidió el mandatario afgano a los talibanes.

Según datos revelados por Estados Unidos, entre enero y noviembre del año pasado murieron al menos seis mil 785 miembros de las fuerzas de seguridad afganas, que constan de 352 mil efectivos e incluyen al Ejército y la Policía, mientras que 11 mil 777 resultaron heridos.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN, en enero de 2015, la violencia aumentó en el país asiático, impulsada por el avance de los insurgentes que han reducido el territorio en manos del Gobierno a apenas un 57 por ciento del total.

Con información de EFE

LHE

comentarios
CARGANDO...