Aerolínea japonesa obliga a usuario en silla de ruedas a arrastrarse

Hideto Kijima, con la mitad inferior de su cuerpo paralizado se vio obligado a subir por sus propios medios 17 escalones para abordar un avión de Vanilla Air (Getty Images)

Hideto Kijima, con la mitad inferior de su cuerpo paralizado se vio obligado a subir por sus propios medios 17 escalones para abordar un avión de Vanilla Air (Getty Images)

La aerolínea nipona de bajo coste Vanilla Air pidió disculpas por obligar a un pasajero que iba en silla de ruedas a trepar por las escaleras del avión, ya que el aeropuerto carecía del equipamiento necesario para ayudarle a embarcar.

La compañía aérea, que pertenece a All Nippon Airways (ANA), la mayor aerolínea del país asiático, admitió el suceso, denunciado en varios medios nacionales por el afectado, y expresó su “profundas disculpas” por el caso, dijo un portavoz a la cadena estatal NHK.

Recreación de cómo Hideto Kijima tuvo que arrastrarse (Foto: asahi)
Recreación de cómo Hideto Kijima tuvo que arrastrarse (Foto: asahi)

Recreación de cómo Hideto Kijima tuvo que arrastrarse (Foto: asahi)

Hideto Kijima, con la mitad inferior de su cuerpo completamente paralizada por una lesión en la columna vertebral, se vio abocado a subir por sus propios medios los diecisiete escalones que conducían hasta el avión en el aeropuerto de Amami,  prefectura de Kagoshima.

Cuando se disponía a facturar para el vuelo hacia ese destino desde el aeropuerto de Kansai (oeste) el pasado día 3, el personal de Vanilla Air le comunicó que “las personas que no podían caminar no podrían embarcar”, relató el afectado a la NHK.

El motivo era que el aeropuerto de Amami carecía del equipamiento necesario para asistirle en el embarque, según el portavoz de la aerolínea.

Kijima, quien dirige un centro dedicado a mejorar la accesibilidad turística para discapacitados, recurrió entonces a la ayuda de sus amigos para subirle a la aeronave sentado en su silla de ruedas y bajarle a la llegada.

En el vuelo de vuelta, Kijima y sus acompañantes trataron de repetir el mismo procedimiento, pero el personal de Vanilla Air les detuvo “por motivos de seguridad”.

A continuación, dijeron al afectado que sólo podría embarcar si subía por sus propios medios o transportado por sus amigos. Kijima decidió en ese momento descender de su silla de ruedas y logró trepar hasta llegar al avión pese a que el personal de vuelo se lo trató de impedir, según su versión.

Vanilla Air ha prometido que “hará esfuerzos por mejorar los servicios a los discapacitados” y ha anunciado que el aeropuerto en cuestión ya ha sido dotado de una silla de ruedas plegable especial para embarques y de un dispositivo eléctrico de transporte para las escaleras del avión.

HVI

CARGANDO...