Acusan a menonitas de deforestar la selva con autorización de Roberto Borge

Acusan menonitas deforestar selva Roberto Borge

Una comunidad de al menos 200 menonitas se trasladó de Chihuahua a Quintana Roo. (Noticieros Televisa)

Hace cuatro años, más de 200 menonitas dejaron su comunidad, en Chihuahua, obligados por las sequías y se mudaron a la selva de Bacalar, en Quintana Roo.

En 2013, los menonitas compraron más de cuatro mil hectáreas distribuidas en los ejidos El Bajío, El Paraíso y San Fernando; apartados, en medio de la selva.

Herman Neufeld, integrante de la comunidad de menonitas en Bacalar, afirmó que tienen “los derechos certificados”.

En tres años, la comunidad menonita deforestó más de mil 400 hectáreas de la selva y sin permisos las convirtieron en campos de cultivo.

El pasado mes de mayo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) recibió una denuncia y recientemente sobrevoló la selva para calcular el impacto ambiental del área deforestada.

Ignacio Millán, subprocurador de Recursos Naturales de Profepa, señaló que “ya están haciendo el cambio de uso de suelo con la remoción total de la cubierta vegetal… Esto lo que va a empezar a ocasionar también es el desplazamiento de especies propias de aquí, como el propio jaguar”.

Los menonitas aseguraron que el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, detenido en Panamá por lavado de dinero, les autorizó deforestar sin permiso.

No tenemos el permiso de cambio de uso de suelo porque eso nos dijo el gobernador: ‘Vayan a trabajar’… No nos firmó nada y nosotros con la fe, de pura palabra del gobernador”, comentó Herman Neufeld.

Devastar la selva es un delito penal federal que se paga con cárcel y una multa millonaria que asciende a “10 millones y medio de pesos de sanciones administrativas”, apuntó el subprocurador de Recursos Naturales de Profepa.

El funcionario agregó que esperan a que “el Ministerio Público termine de integrar su carpeta de investigación… y que en su caso puedan emitir las ordenes de aprehensión correspondientes”.

Hemos invertido mucho, mucho, dinero y debemos mucho… y ahorita como está este terreno acá, no podemos sembrar, ¿de dónde va a salir para pagar”, subrayó Herman Neufeld.

Los menonitas sostuvieron que el exgobernador, Roberto Borge, no sólo les permitió deforestar la selva, también les ayudó para que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) les instalara pozos para regar sus cultivos.

Hay ocho pozos que el Gobierno federal nos puso las bombas… Dicen que ya no podemos trabajar las tierras y nos ponen las bombas”, destacó Herman.

El subprocurador Recursos Naturales de Profepa expuso que tienen “que proceder en contra de quien resulte responsable y en contra de quien ha dado las autorizaciones”.

La deforestación en Bacalar es la más grande en la historia de Quintana Roo y la cifra de mil 400 hectáreas podría aumentar si las autoridades revisan el impacto provocado en ejidos aledaños.

Herman Neufeld admitió que la comunidad menonita está dispuesta a sembrar árboles o lo que puedan hacer para resarcir el daño.

Ignacio Millán respondió que “la ley no se negocia, la ley se aplica con forme a Derecho”.

 

Con información de Marco Antonio Coronel.

 

RMT

CARGANDO...