Acusan a funcionarios de Cuernavaca de impedir la seguridad pública

"Yo ya no le voy a dar importancia al comisionado… voy a seguir peleando", asegura el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco. (witter: @CuernavacaGob)

"Yo ya no le voy a dar importancia al comisionado… voy a seguir peleando", asegura el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco. (Twitter: @CuernavacaGob)

El gobierno del estado de Morelos, en voz del comisionado de Seguridad Pública, Alberto Capella, aseguró que existe un grupo de funcionarios que impide la ejecución de la seguridad pública en Cuernavaca.

“Tengo un boicot por parte de la parte administrativa del gobierno de Cuauhtémoc Blanco en el ejercicio policiaco, controlan la parte administrativa, la parte jurídica, la parte de asuntos internos, entonces policías que cometen atrocidades en contra de la ciudadanía no les puedo hacer nada porque los señores controlan quién se va y quién se queda”, señaló Capella.

“Aquí tenemos una barrera y el alcalde de Cuernavaca no está afectando a un Gobierno estatal, está afectando a la ciudadanía… El retroceso que se tiene en materia de seguridad es culpa de él y de su gente”, demandó.

Responsabilizó de esto a Sebastián García Ávila, secretario de Seguridad Ciudadana; Alejandro Villareal Gazca, tesorero municipal; y a Guillermo Arroyo, quien hasta ayer se desempeñaba como secretario general del Ayuntamiento y a quien el comisionado Estatal de Seguridad identificó como defensor del crimen organizado, tras llevar el caso de los hermanos Pineda Villa, ligados a la familia Abarca.

Tras renunciar, Guillermo Arroyo “se convierte en abogado de grupos criminales, entonces es una situación en cualquier escenario con una ausencia total de ética”, apuntó Capella.

Arroyo “reunía a un grupo de policías en su oficina, concretamente a los de Tránsito, para darles instrucciones de cómo boicotear la estrategia que estamos desarrollando”, afirmó.

Guillermo Arroyo negó cualquier vínculo con la delincuencia organizada y aseguró que su salida no obedece a las críticas del comisionado Estatal de Seguridad.

“La renuncia obedece a situaciones estrictamente personales… esto no tiene nada que ver con las declaraciones de Capella”, argumentó el exsecretario general del Ayuntamiento de Cuernavaca.

“He representado a otras personas acusadas y eso no me hace partícipe de los delitos… La respuesta de Capella es acusar a tres funcionarios del municipio de estar obstaculizando, pero no dice en qué o cómo, eso se queda en nivel de chisme”, agregó.

Sebastián García, secretario de Participación Ciudadana de Cuernavaca, mencionó que las acusaciones son infundadas.

“Yo tengo en documentos lo que demuestra lo contrario, entiendo que esto es una cuestión política”, subrayó.

El alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, respondió que Capella “tiene tantos problemas con la inseguridad, que quiere desviar todo peleándose conmigo. Yo ya no le voy a dar importancia al comisionado… voy a seguir peleando”.

A 500 días de que finalice el mandato del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, el Gobierno del estado afirmó que no hay comunicación con el Ayuntamiento de Cuernavaca en materia de seguridad.

 

Con información de Elizabeth Mávil.

 

RMT

CARGANDO...