Acciones del gobierno para proteger periodistas, un análisis en Despierta con Loret

Ana Cristina Ruelas en Despierta con Loret

Ana Cristina Ruelas habla de protección a periodistas, en Despierta con Loret. (Twitter, @NTelevisa_com)

Si bien el fenómeno de los asesinatos de periodistas se volvió una tendencia creciente desde el sexenio de Felipe Calderón, el mensaje del presidente Enrique Peña Nieto a los periodistas “viene tarde; un mensaje como éste se debió dar desde el caso número uno de periodista asesinado en la administración actual”, afirmó Ana Cristina Ruelas, directora de la organización Artículo 19, en la mesa de Despierta con Loret.

De acuerdo con Ruelas, si el mensaje se hubiera producido desde hace cuatro años, “cuando en Artículo 19 reportamos el primer caso”, las acciones habrían sido oportunas, pero, además, “necesitamos integralidad, que se reconozca que la Fiscalía Especializada no tiene la capacidad para atender el fenómeno, porque sólo existen tres sentencias contra 800 investigaciones abiertas” y sólo han sido presentados autores materiales, pero no se conoce quiénes mandaron matar a los periodistas.

Ana Cristina Ruelas reconoció que el mensaje emitido por las autoridades permite distinguir una mejoría “en la teoría, pero necesitamos resultados”, también hace falta, dijo, “que se reconozca que el propio Estado es quien más amenaza a la prensa”.

La directora de Artículo 19, organización dedicada a la defensa de periodistas, indicó que incluso “organismos internacionales de derechos humanos habían alertado que las propias autoridades son quienes más amenazan a la prensa y no puedes hablar de democracia si tienes a los periodistas contra la pared”.

Ruelas afirmó que es necesario que los gobernadores sean responsables de lo que pasa en sus entidades y reclamó que uno de los problemas del encuentro de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) es que “no hubo transparencia en las reuniones internas de los gobernadores” y que los mandatarios estatales guardaron silencio cuando “tuvieron que decir qué iban a hacer para proteger a los periodistas”.

Señaló a Veracruz, Oaxaca, Guerrero y la Ciudad de México como puntos en los que existen “intimidación constante y amenazas contra la prensa”. Especificó que, en la capital del país, el problema es “la cibervigilancia, dirigida a periodistas de más altos niveles con más seguidores, con niveles grandes de audiencia”.

Informó que las agresiones son parejas, desde algunas empresas, el gobierno, políticos y el crimen organizado, pero “durante el periodo electoral es cuando más agresiones se registran de partidos políticos”.

Desde la perspectiva de Ana Cristina Ruelas, “en este momento vivimos un periodo de resistencia, el miedo dejó de ser un factor relevante para los periodistas, que decidieron salir a decir ‘basta’, porque necesitamos salir a informar sobre lo que ocurre en el país”.

Destacó que la efectividad de las acciones anunciadas por el Gobierno federal se podrá empezar a medir cuando se revierta la tendencia de asesinatos y “actualmente se asesina un periodista cada tres semanas; el día que deje de pasar ese patrón, podremos decir que algo cambia”.

Sin embargo, acotó, “el Estado tiene que reconocer que es de los principales agresores de la prensa y se tiene que investigar a sí mismo, necesita hacer una investigación de políticos y policías”.

Ana Cristina Ruelas subrayó la importancia del trabajo de los periodistas, porque a partir de él se puede hacer un escrutinio a las autoridades, además, “un periodista permite que la sociedad construya no sólo lo que sucede en este momento, sino también la historia; la muerte de un periodista rompe la historia. Si muere un periodista, regresamos una y otra vez al pasado, porque no reconocemos lo que sucede en nuestro país y en este momento no nos podemos dar el lujo de vivir desinformados”.

CARGANDO...