#ISIS

Abu Bakr Al Baghdadi, el terrorista más buscado por EU

Abu Bakr Al-Baghdadi proclamó la instauración del califato de Irak y Siria (AP)

Abu Bakr Al-Baghdadi proclamó la instauración del califato de Irak y Siria (AP)

Conocido como el “Jefe Invisible”, el líder del Estado Islámico era el terrorista más buscado por Estados Unidos tras la muerte del vocero de la organización, Mohamed al Adnani. El Departamento de Justicia ofrecía una recompensa de 25 millones de dólares por cualquier información sobre su paradero.

Su nombre real es Ibrahim Awwad Ibrahim al-Badri, nació en la ciudad iraquí de Samarra en 1971. Proveniente de una familia religiosa, el mismo Ibrahim era especialista en estudios islámicos por la Universidad de Bagdad y era clérigo en una mezquita de su ciudad natal cuando Estados Unidos invadió Irak en 2003.

En febrero de 2004, fue arrestado y recluido en Camp Bucca, un centro de detención controlado por Estados Unidos. Durante los cuatro años de detención se dedicó a la instrucción religiosa, mientras jugaba futbol. A Camp Bucca se le conoce como la Universidad yihadista, se cree que hasta nueve líderes del Estado Islámico estuvieron presos ahí.

En diciembre de 2008 se unió al grupo Estado Islámico encabezado por Abu Musab al Zarkawi y tras la muerte de este en un bombardeo estadounidense en 2010, se convirtió en el líder de la organización.

A partir de entonces adoptó el nombre de Abu Bakr Al-Baghdadi, por el simbolismo que este tiene para la comunidad musulmana: Abu Bakr, fue el primer califa tras la muerte del profeta Mahoma, Al-Baghdadi quiere decir “de Bagdad” haciendo referencia al califato de Bagdad que el Estado islámico busca recuperar y comprendía desde Libia hasta lo que actualmente es Irán, incluido Jerusalén.

La única ocasión que Abu Bakr apareció en público fue en julio de 2014 cuando desde la mezquita de al-Nuri en Mosul, proclamó la instauración del califato de Irak y Siria y puso en el escenario internacional al grupo terrorista más sanguinario de los últimos tiempos.

El mensaje del 2 de noviembre de 2016, que es considerado uno de sus discursos más breves, pero más violentos, es la última prueba de vida que se tiene de él. Reportes de inteligencias aseguran que, tras el inicio de la ofensiva para liberar Mosul, Abu Bakr dormía con un chaleco explosivo para evitar ser detenido con vida.

La ofensiva contra el bastión yihadista en Irak, obligó el desplazamiento de los líderes de la organización. En marzo, fuerzas kurdas reportaron que un convoy de 17 coches bomba participó en la huida de Abu Bakr hacia algún lugar cercano a Raqa.

Aunque no es la primera vez que se informa la muerte del líder del Estado Islámico, el anuncio coincide con un momento en el que la organización ha perdido gran parte del territorio que controló.

Con información de Danielle Dithurbide

HVI

comentarios
CARGANDO...