#Trump

Abe viaja a EU para reunirse con Trump; buscan reforzar alianzas

El viernes, Abe y Trump asistirán a una cena en el club Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, propiedad del magnate

El viernes, Abe y Trump asistirán a una cena en el club Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, propiedad del magnate. (AP, archivo)

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, viaja este jueves a Estados Unidos para reunirse con el presidente, Donald Trump, con quien aspira a lograr una buena sintonía de cara a estrechar las relaciones comerciales y a reforzar la alianza de seguridad, pese a las críticas a la política económica nipona.

La cumbre será la primera entre ambos bajo la administración Trump y estará marcada por las quejas del nuevo presidente estadounidense por la política comercial y monetaria de Japón o su contribución en el despliegue de tropas norteamericanas, entre otros temas.

Abe aterrizará hoy en Washington y se reunirá el viernes con Trump, en la Casa Blanca, después de que ambos mantuvieran un cara a cara informal en Nueva York en noviembre, que fue su primer encuentro con un mandatario extranjero tras su victoria electoral.

El viernes, Abe y Trump asistirán a una cena en el club Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, propiedad del magnate, y donde Abe y su esposa, Akie Abe, se alojarán hasta el domingo, cuando está previsto su regreso a Japón.

Tokio concede una “importancia máxima” a esta visita y al mantenimiento de la alianza bilateral, por lo que el objetivo principal del viaje es que ambos puedan “construir una relación de confianza”, según fuentes gubernamentales.

Las mismas fuentes admitieron que en Tokio hay cierta inquietud por la imprevisibilidad de Trump y sus ataques dialécticos contra Japón, aunque también confían en que la dilatada experiencia política de Abe les permita establecer una buena conexión.

La prioridad del Ejecutivo nipón en su relación con Estados Unidos es “mantener la alianza o incluso reforzarla” al margen de quién ocupe el Despacho Oval, explicaron altos funcionarios japoneses.

La Administración Trump, por su parte, señaló que la invitación a Mar-a-Lago, apodado por el equipo presidencial como “la Casa Blanca de invierno”, muestra “la importancia que Estados Unidos da a la relación bilateral”, según dijo su portavoz, Sean Spicer.

Durante las reuniones, Abe destacará la aportación de las empresas niponas a la industria y a la creación de empleo en Estados Unidos, ante a las políticas de “América primero” que proclama el mandatario estadounidense y que han generado inquietud entre los grandes fabricantes japoneses de automóviles, entre otros sectores.

El líder de la tercera economía mundial presentará proyectos de inversión con la participación de empresas niponas tecnológicas, de infraestructuras y de transportes, que permitiría la creación de hasta 700 mil puestos de trabajo, según adelantaron los medios nipones.

Además, se espera que ambos dirigentes traten la posible negociación de un acuerdo comercial bilateral, una opción a la que ambos abrieron la puerta después de que Trump decidiera retirar a Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del que Japón también es firmante.

En materia de Defensa, pese a las críticas de Trump, Tokio confía en que no haya obstáculos para mantener la alianza después de que el jefe del Pentágono, John Mattis, visitase Japón la semana pasada y reafirmara el compromiso de su país con la protección de su aliado asiático.

Junto a Abe y a su esposa, está previsto que viajen a Estados Unidos el ministro nipón de Finanzas, Taro Aso, y el ministro de Asuntos Exteriores, Fumio Kishida.

 

Con información de EFE.

 

RMT

CARGANDO...