2016, el año más violento en la historia de Colima

En un intento por mejorar las condiciones de seguridad, el gobierno del estado entregó a la Policía Estatal Preventiva armamento nuevo. (Twitter: @SSP_COLIMA, archivo)

El Estado de Colima cerró el 2016 con 600 homicidios dolosos, convirtiéndose en el año más violento en su historia.

Pero no solo eso, también fue el estado con la mayor tasa de homicidios dolosos en el país, con 84.4 asesinatos por cada 100 mil habitantes, superando por más de 20 puntos a Guerrero, que registró 62.4 homicidios por cada 100 mil habitantes y a Sinaloa que reporta una tasa de 39.2, según datos publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Se te muere tu mamá, eres huérfano; si se te muere el esposo, eres viuda; pero si se te muere un hijo, no eres nada”, testificó una víctima de la delincuencia a Noticieros Televisa.

Su hija, de 24 años de edad, desapareció y seis meses después su cuerpo fue encontrado descuartizado junto con otros tres. Su muerte dejó a dos niñas de 6 y 8 años desamparadas y hasta el momento no hay pista de los agresores.

Francisco Javier Castaño Suárez, secretario de Seguridad Pública de Colima, dijo que “el problema que tenemos con el homicidio doloso es consecuencia de la delincuencia organizada”.

“Desde luego nos impacta fuerte aquí en Colima… Es álgido, todavía tenemos mucho qué hacer, ya se están tomando medidas más contundentes en el equipamiento en autorizarme que me van a contratar más personal”, detalló.

En enero de 2016 se registraron 30 asesinatos, en febrero 41, en marzo 55, en abril 74, en mayo 46, en junio 42, en julio 50, en agosto y septiembre 48, en octubre 44, en noviembre 55 y en diciembre la cifra volvió a incrementarse a 67 casos.

Muchos inocentes han muerto en medio de esta lucha entre cárteles que se disputan el control del territorio.

“Lo que si te puedo decir, es que tenemos bien identificados el motivo y este a los probables responsables”, apuntó el secretario de Seguridad Pública.

En medio de esta crisis de seguridad, 150 policías de diversas corporaciones solicitaron oficialmente la intervención de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima para que sus derechos no se sigan vulnerando por autoridades de la Secretaria de Seguridad Publica.

“Estamos denunciando la privación ilegal de nuestros descansos, los encuartelamientos, pero más que nada, quisiéramos que el gobierno del estado nos oyera, nos atendiera y atendiera nuestras quejas porque son muchos puntos que hay que tratar”, afirmó Nazario Alfaro Palacios, agente de la Policía Estatal.

En un intento por mejorar las condiciones de seguridad, el gobierno del estado entregó a la Policía Estatal Preventiva armamento nuevo.

 

Con información de Bertha Reynoso.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...