headerNav





  • El vuelo 370 de Malaysia Airlines no es el primer avión en desaparecer; aquí otros misteriosos casos de las últimas dos décadas

CIUDAD DE MÉXICO, México, mar. 11, 2014.- Desde el 8 de marzo, el vuelo de Malaysia Airlines 370 se encuentra desaparecido.

 

Sin emitir ningún tipo de señal, la aeronave procedente de Kuala Lumpur con destino Beijing desapareció junto con las 239 personas que llevaba a bordo.

 

Este tipo de incidentes son poco comunes, no es el primer vuelo en desaparecer sin dejar rastro.

 

En el año 2003, un avión de pasajeros Boeing 727 desapareció tras despegar, sin permiso y con la radio apagada, del  aeropuerto de Luanda, Angola.

 

La aeronave, construida en 1975 y utilizada durante varios años por una aerolínea norteamericana, había sido vendida en febrero de 2002 a un empresario sudafricano que quería usarla para suministrar combustible a varias minas de diamantes en Angola.

 

El negocio no prosperó y en abril de 2003, después de que el avión pasara más de un año varado en el aeropuerto de Luanda, un mecánico norteamericano fue contratado para revisar el aparato.

 

Un mes más tarde, el avión inició su recorrido por la pista del aeropuerto angoleño con la radio apagada y despegó para no ser visto nunca más.

 

Aunque el principal sospechoso parece ser el mecánico americano, Ben Padilla, su familia negó su responsabilidad afirmando que no sabía pilotar un avión de aquellas dimensiones y que en el momento de la desaparición, embarcó el avión sólo con su ayudante congoleño. El Boeing 727 requiere al menos tres tripulantes entrenados para poder volar.

 

Estados Unidos inició una búsqueda exhaustiva temiendo que la nave fuese usada con fines terroristas. El avión había sido modificado para almacenar más combustible del normal, convirtiéndolo en una bomba volante, pero nunca volvió a aparecer.

 

Se detectó un avión similar en Guinea realizando una ruta entre África y Líbano, pero las autoridades norteamericanas desmintieron que fuese el mismo.

 

En diciembre de 1997, un avión de fabricación soviética, con cinco personas a bordo, desapareció sin dejar rastro sobre África. La aeronave, un modelo Antonov 72, volaba de Costa de Marfil a Namibia por orden de una compañía moldava llamada Renan Airways.

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó que la compañía traficaba armas a Liberia, una acusación que respaldó Amnistía Internacional.

 

El avión desapareció  cuando sobrevolaba Angola y existen sospechas de que fue derribado por la fuerza aérea de ese país. No obstante, el aparato nunca fue encontrado.

 

Otro caso es el de una embarcación desaparecida en Indonesia en enero de 1995. La nave realizaba un vuelo entre dos islas del archipiélago bajo malas condiciones climáticas y aunque se cree que cayó al mar sus restos nunca fueron encontrados.

 

La aerolínea Merpati Nusantara es propiedad del gobierno de Indonesia y actualmente tiene prohibido volar en la Unión Europea. Actualmente sólo realiza vuelos regionales.

 

VM,