headerNav





  • Y lo hacen porque siguen rigiéndose por el calendario Juliano basado en el movimiento del sol que tiene un retraso de trece días respecto al calendario Gregoriano

CIUDAD DE MEXICO, México, ene. 6, 2014.- Ortodoxos de todos los rincones del mundo celebran este 7 de enero la Navidad, una de las fiestas más importantes del calendario religioso.

La Navidad en Rusia, por ejemplo, se celebra el 7 de enero, ya que la Iglesia Ortodoxa sigue rigiéndose según el antiguo calendario Juliano, establecido en el año 46 a. C. por Julio César y basado en el movimiento del Sol para medir el tiempo. Este calendario tiene un retraso de 13 días respecto al calendario Gregoriano, por eso se celebra el 7 de enero.


Durante todo el día seis, los creyentes permanecen sin comer: es el punto final al ayuno de 40 días que precede a la Navidad. El 6 de enero, tanto por la mañana como por la noche, se asiste a misas solemnes. El ayuno termina después del anochecer con la aparición de la primera estrella en el cielo, que simboliza la estrella sobre Belén en el momento del nacimiento de Jesús.

 

Según el Evangelio, al verla los reyes magos de Oriente fueron a adorar al niño Jesús y le llevaron sus regalos.

 

Después de acudir al servicio de la noche -el más importante de la jornada- los fieles realizan una cena festiva. La mesa de Navidad debe ser muy abundante. El plato central es el 'sochivo', una mezcla de granos de trigo, amapola, nueces y miel.  

Debido a la campaña ateísta en la URSS en los tiempos soviéticos, la Navidad y otros festejos religiosos se celebraban de manera clandestina. La mayoría de las costumbres navideñas se trasladaron a la Nochevieja, que se convirtió en el festejo más celebrado de todo el año. La Navidad no volvió a declararse como día festivo a nivel nacional hasta el año 1991.

 

Sin embargo, el aspecto religioso de la fiesta sigue siendo ignorado por una gran parte de la población. Los ortodoxos aprovechan la jornada para participar en actos públicos como conciertos al aire libre, juegos deportivos o simulaciones de tradiciones antiguas como, los 'koliadkis': felicitaciones cómicas que la gente canta vestida con trajes de carnaval.

 

 

Els