Se dispara el número de tomas clandestinas para robar gasolina y diesel

por: NOTICIEROS TELEVISA / 4 Marzo, 2015

CIUDAD DE MÉXICO, México, mar. 03, 2015.- En los últimos tres años aumentó 128% el número de tomas clandestinas hechas por delincuentes para robar combustibles como gasolinas y diesel.    En 2012  Pemex descubrió mil 749 tomas clandestinas. En 2013, detectó 2 mil 627.  En 2014 la cifra subió a 4 mil 218 tomas clandestinas. Y sólo en un mes, el número se disparó.   Pemex detectó en enero del 2015, 426 tomas clandestinas, más del doble de las 193 tomas detectadas en enero de 2014.    Esto es: 13 ductos de combustibles son ordeñados diariamente en México.    Por cada toma clandestina que descubre Pemex pone una denuncia ante el Ministerio Público, de manera que de 2012 a 2015 ha interpuesto 8 mil 476 denuncias.   Las pérdidas para Pemex y para el Estado mexicano también van en aumento.   En 2012 Pemex perdió por el robo de combustibles 7 mil 300 millones de pesos.   En 2013 las pérdidas fueron de 10 mil 300 millones de pesos.     Y en 2014, los delincuentes robaron combustibles por 21 mil 350 millones de pesos, más del doble de lo robado en 2013, reveló Pemex Refinación con datos actualizados.    A esa cantidad se le suman mil millones de pesos en los gastos que tiene que hacer Pemex en labores de remediación ambiental por los derrames y explosiones en las zonas aledañas a las tomas clandestinas o bien por el personal que tiene que desplazar para reparar las fugas.    PEMEX Refinación reveló que sólo el año pasado, grupos de delincuentes sustrajeron 27 mil barriles diarios de combustibles,  el doble de lo que se robaban hace dos años.   Los principales métodos de la delincuencia para sustraer ilegalmente gasolinas y diesel son dos:   1) Colocan un instrumento mecánico en el ducto que suelen soldar para poder abrirlo, lo que es peligroso por el nivel de explosividad que hay en la zona.   2) Asaltan a los camiones cisterna que transportan el combustible de las terminales de distribución hacia las gasolineras.    El robo de gasolinas y diesel se concentra en 24 entidades del país.    En 2014, la entidad con mayor número tomas clandestinas fue Tamaulipas con 699. En segundo lugar está Guanajuato con 425. En tercer lugar Puebla con 337. Le siguen Jalisco con 310 tomas clandestinas. Sinaloa con 290. Tabasco con 275. Y el Estado de México con 266.    Pero los ductos con más ordeña se ubican en los tramos:   – Reynosa-Cadereyta-Santa Catarina en Tamaulipas y Nuevo León   – Topolobambo- Guamuchil-Culiacán   – Salamanca-Guadalajara   – Minatiltán -Puebla   – Y Minatitlán- Villahermosa.    Los combustibles robados se usan principalmente para:   – Elaborar drogas sintéticas.   – Mover los vehículos de delincuentes como ladrones de mercancías, narcotraficantes, secuestradores o traficantes de armas.    – Abastecer estaciones de gasolinas apócrifas.    – Venta a pie de carretera por parte de los llamados “guachicoleros” quienes combinan gasolina, petróleo y aceite quemado para elaborar el “guachicol” que venden en 5 pesos el litro pero daña los motores.    – Y para venderse de manera ilegal en la frontera sur a precios bajos.   Los delincuentes también se roban petróleo crudo, el cual se usa en ladrilleras o como sustituto de combustóleo.       BLR