“Weedings”: la nueva moda de tener bodas con marihuana

Estados Unidos, marihuana, bodas, drogas, moda, eventos

Natalie Rice y Lee Rice, contraen matrimonio en una ceremonia cuyo tema principal es la marihuana (AP Photo/John Locher)

En Estados Unidos se hicieron la siguiente pregunta: si otras drogas, como el alcohol o el tabaco tienen su lugar en los eventos familiares, ¿por qué no lo tendría la marihuana?. Es así como nacieron las “Weedings“, las bodas con temática de marihuana:

Poco después de haberse vuelto una sustancia legal para consumo recreativo en algunos estados de la Unión Americana como Colorado y California, las bodas con temática de marihuana se han vuelto extremadamente populares en los Estados Unidos.

Esta planta poco a poco se ha convertido en elemento que está de moda entre las parejas que buscan hacer de sus nupcias una ocasión diferente, las mesas de dulces han desaparecido para dar a lugar a los “bares de marihuana“, catas en donde “sommeliers” de la planta guían a cada invitado para realizar un viaje por diversos tipos y sabores de cannabis.

Según información de Bloomberg, cada vez es más común encontrar planificadores de bodas dispuestos a realizar eventos “verdes”. Por un costo entre 50 y 100 dólares, estas personas pueden ayudar a organizar arreglos florales con hojas de la hierba, bocadillos creados con “mota” e incluso ramos de novia realizados a partir de marihuana.

La legalización de la industria de la planta está generando nuevas opciones de mercado incluso para campos nunca antes relacionados con la marihuana, como salones de fiesta catalogados como pro uso, pastelería especializada e incluso ministros dispuestos a realizar servicios religiosos de este estilo.

“Weeding”  es un término que combina las palabras en inglés; weed (hierba) y wedding (boda). Dichas bodas cuentan con su propio ritual, empezando por un “primer toque” realizado por ambos miembros de la pareja antes de darse el primer beso de casados.

Acorde a Cannadescent, empresa enfocada en la producción de marihuana legal y su distribución para diversos eventos, el hacer una barra de marihuana es más barato que realizar una barra de alcohol:

“Por un servicio para 100 personas, Cannadescent cobra 300 dólares por un mínimo de dos horas”

Conforme se ha introducido esta nueva modalidad de boda, se han descubierto e incorporado medidas para hacerla cada vez más un evento controlado en cuanto a su normativa: las barras y zonas para fumar se colocan lejos de las mesas de gente que no desee participar en el consumo de la marihuana además de que se ha restringido la edad para que solamente mayores de edad se recreen con la planta.

Las boda con temática de marihuana además están rompiendo estereotipos sobre quiénes consumen esta droga. Propietarios de compañías de renta de limusinas, sastres de especialidad y otros servicios de lujo, dijeron en entrevista con Bloomberg que los clientes que solicitaron sus servicios para una “weeding” solían ser personas muy sofisticadas y “con dinero” mientras que Bec Koop, planeadora de bodas de la compañía Irie Weddings & Events dijo que solo el 50% de sus clientes eran consumidores asiduos de marihuana mientras que el otro 50% solicitaba este tipo de temas solo por diversión y para “probar algo nuevo”.

Este servicio aún no está disponible en nuestro país ya que está tajantemente prohibido que un organizador de bodas ofrezca la introducción de marihuana en una boda bajo cargo de contrabando.

Con información de: Bloomberg

CARGANDO...