Uno de cada 10 adolescentes en México padece depresión

La depresión es una de las enfermedades más incomprendidas. (Getty images, archivo)

La depresión es una de las enfermedades más incomprendidas. (Getty images, archivo)

El hijo de Claudia tiene 16 años de edad. Desde los 11 años comenzaron sus síntomas de depresión con el divorcio de sus padres. A partir de entonces esta enfermedad ha tenido serias repercusiones en su vida.

Como no socializan, no quieren salir, no se quieren levantar de la cama, no quieren hablar con nadie, no se quieren bañar, no les interesa su estado físico, pues sí lo sufren bastante en ese sentido de no tener amigos”, dijo Claudia, mamá de un adolescente con depresión.

“Un solo síntoma no nos da el diagnóstico de depresión, pero sí tenemos varios síntomas al mismo tiempo: problemas en el sueño, problemas en el apetito, la irritabilidad, la imposibilidad de percibir gustos por las cosas y la pérdida del sentido de la vida que esto es muy característico en los adolescentes podemos pensar entonces que el chico tiene un cuadro depresivo”, aseveró la doctora Rosa Isela Mezquita, presidenta de la Asociación Mexicana de Psiquiatría Infantil.

La depresión es una de las enfermedades más incomprendidas. Muchas personas piensan que el paciente debería tener fuerza de voluntad, que debería “echarle ganas” y hacer un esfuerzo por alegrarse. Pero esta es una enfermedad grave que el paciente no puede controlar. Las complicaciones más temidas es que ellos mismos se lastimen o que cometan suicidio.

Es el no tener ganas de nada y a veces ni de vivir. Él se llega a cortar o hacer heridas en su cuerpo, porque si, en su enfermedad, ellos destapan su tristeza, su coraje lastimándose”, agregó Claudia.

“El suicidio puede presentarse a edades muy tempranas. Le estoy hablando a los ocho o 10 años, un chico puede pensar en quitarse la vida, esto va aumentando hacia la adolescencia y hay que poner mucha atención”, afirmó la doctora Rosa Isela Mezquita, presidenta de la Asociación Mexicana de Psiquiatría Infantil.

De acuerdo con la Asociación Psiquiátrica Mexicana, se estima que uno de cada 10 adolescentes en México padece depresión.

La aparición de la depresión es cada vez más temprana. -¿A qué se debe? Si decimos que tiene un componente genético eso es algo que predispone en general a la población, pero ahora vivimos más situaciones de estrés, por eso es que la depresión puede aparecer antes de tiempo”, compartió el doctor Enrique Chávez-León, presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana.

En estos casos, lo más importante es el apoyo y la comprensión de la familia. Un factor fundamental es el tratamiento con el especialista en salud mental que es el psiquiatra.

Aquí el punto crucial es la comunicación. El papá tiene que estar enterado de cuáles son los problemas que está enfrentando el niño y, por supuesto, evitar situaciones de violencia porque hay papás que dicen –tú defiéndete hijo, tú pégale- y esto ocasiona más y más problemas”, explicó la doctora Rosa Isela Mezquita, presidenta de la Asociación Mexicana de Psiquiatría Infantil.

El hijo de Claudia tiene un cuadro severo de depresión, pero esto no ha sido obstáculo para que el joven haya desarrollado muchas cualidades.

Para empezar es una persona muy inteligente, muy madura, con él se puede platicar de todos los temas de la guerra mundial, de historia, de música, toca el piano, sabe muy bien computación, habla excelente inglés. Es una persona muy sensible, eso es lo que más me gusta de mi hijo. Su hermano para él ha sido todo, ha sido su amigo. Yo creo que todas las madres hacemos por nuestros hijos lo que sea, y lo voy a seguir haciendo hasta el último día de mi vida”, concluyó Claudia, mamá con un hijo adolescente con depresión.

El 7 de abril se conmemoró el Día Mundial de la Salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dedicó la fecha a la depresión por su preocupante aumento en la incidencia mundial para difundir la detección oportuna y la importancia del tratamiento.

 

 

Con información de Irlanda Maya
Vm,

comentarios
CARGANDO...