#Trump

Trump vs el mundo

Trump acusa a China, México, y otros países, incluso aliados estadounidenses como Japón y Alemania, de realizar prácticas injustas . (AP)

Donald Trump también genera polémicas y conflictos a nivel internacional; dirige sus declaraciones contra naciones rivales, países vecinos e incluso aliados tradicionales.

Un ejemplo es México, nación con la que Estados Unidos comparte más de tres mil kilómetros de frontera.

Trump acusa a nuestro país de enviar inmigrantes que son delincuentes y violadores, por lo que pretende construir un muro que los mexicanos deberán pagar; afirmaciones que México rechaza con firmeza, aclarando que bajo ninguna circunstancia asumirá el gasto.

Donald Trump también ha generado tensiones con China, la segunda potencia mundial, por su acercamiento con Taiwán, que el país asiático considera una de sus provincias.

Geng Shuang, vocero del Ministerio del Exterior de China, pide “al nuevo Gobierno de Estados Unidos y a su líder que reconozcan la delicadeza del tema de Taiwán, adherirse a la política de ‘Una Sola China’ así como al principio establecido por los tres comunicados conjuntos entre China y Estados Unidos, los cuales tienen que ver con cuestiones relacionadas con Taiwán de manera prudente, para no perturbar gravemente la imagen general de la relación bilateral”.

Otro error diplomático es calificar al líder nacionalista británico y promotor del Brexit, Nigel Farage, como un buen candidato a embajador en Washington; Londres responde que el cargo no estaba vacante.

También, Trump genera críticas por calificar de “inteligente” la decisión británica de abandonar la Unión Europea y afirmar que otras naciones la seguirían. Además, se enfrenta a Alemania, el principal país del bloque europeo, por criticar que permitiera el ingreso de los refugiados sirios.

Angela Merkel, canciller de Alemania, expresa su posición sobre los asuntos trasatlánticos: “El presidente electo ha delineado sus opiniones, así que una vez que asuma el cargo, el que todavía no ocupa, es obvio que cooperaremos con el nuevo Gobierno norteamericano y entonces veremos qué clase de acuerdos podremos lograr”.

En tanto, el presidente francés, Francois Hollande, dijo que la Unión Europea no necesita consejos ajenos.

En el Medio Oriente, Trump provoca desconfianza por su afirmación de que cambiará a Jerusalén la embajada estadounidense en Israel.

Mahmoud Abbas, presidente palestino, asegura: “Hemos oído que el Gobierno entrante de Estados Unidos quiere trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Esperamos que no sea así, porque eso entorpecería el proceso de paz”.

En temas militares, Trump también genera polémica; ha señalado que Japón y Corea del Sur deberían tener armas nucleares y no depender de Estados Unidos. Además de advertir que retiraría tropas del extranjero, si los aliados no asumen sus obligaciones militares, así mismo ha calificado a la OTAN de “obsoleta”.

Frank Walter Steinmeier, ministro alemán del Exterior, comenta que “a la OTAN le preocupa las declaraciones hechas por el presidente electo Trump, ya que él dijo que piensa que la OTAN es obsoleta. Primero que nada, todo esto contradice lo que el designado ministro de Defensa dijo en una audiencia en Washington hace unos días”.

Sin embargo, una de las principales fuentes de conflicto es su postura proteccionista.

Trump acusa a China, México, y otros países, incluso aliados estadounidenses como Japón y Alemania, de realizar prácticas injustas y amenaza a sus automotrices con imponerles impuestos.

Japón le responde que sus empresas generan miles de empleos en Estados Unidos y Alemania; dice que las automotrices estadounidenses deberían mejorar sus productos.

Igualmente, Trump genera cuestionamientos internacionales tras anunciar que no apoyaría el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, el TPP, hoy prácticamente destruido.

 

Con información de Juan José Alvarado

 

RMT

comentarios
CARGANDO...