Toxina hallada en queso para nachos californiano es clasificada como arma biológica

Queso para nachos

Imagen meramente ilustrativa (Wikimedia Commons)

Un hombre murió y 9 personas fueron hospitalizadas después de que se intoxicaron por comer un queso para nachos de una tienda al norte de California hace un par de semanas. Ahora se sabe que fue por una toxina  que es calificada como arma biológica.

De hecho, la producción de esta toxina está prohibida en el Protocolo de Ginebra de la ONU.

Según Univisión, las autoridades de salud californianas identificaron en el queso para nachos la bacteria Clostridium botalinum. Este queso se vendió en un suburbio al sur de Sacramento, Estados Unidos.

La toxina que se encontró se conoce como “toxina botulínica”, afecta el sistema nervioso y paraliza el cuerpo de las personas a tal grado que puede provocar la muerte. Eso fue lo que pasó con el señor Martín Galindo Larios, de 37 años, quien murió por botulismo después de ingerir el queso para nachos.

La toxina botulínica se encuentra en la lista de agentes químicos prohibidos que en 1997 se incluyeron en el Protocolo de Ginebra. Es uno de los venenos más poderosos que existen aunque también se ha utilizado como ingrediente activo en productos cosméticos como el Botox.

El queso para nachos se vendió entre el 21 de abril y el 5 de mayo en la estación de servicio Valley Oak Food and Fuel en Walnut Grove. La compañía Gehl Food rechazó que su queso para nachos esté contaminado.

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), en 2014 se registraron 161 casos de botulismo en Estados Unidos, pero sólo 15 fueron causados por el consumo de alimentos.

Con información de Univisión
comentarios
CARGANDO...