Mueren 27 convictos en un motín en una prisión de Brasil

Tras un motín en la prisión de Alcacuz en Nisia Floresta, Brasil, los internos permanecen desnudos en el patio. (AP)

Un total de 27 reclusos murieron en disturbios que se desataron el sábado en una prisión brasileña, empeorando el caos en un sistema penitenciario en el que han fallecido unos 140 presos en peleas de pandillas desde el comienzo del año.

Los miembros de una banda de la droga comenzaron el choque al invadir un pabellón en la cárcel de Alcaçuz donde se albergaban sus rivales, dijeron el domingo funcionarios del estado de Río Grande do Norte en una conferencia de prensa en la ciudad de Natal.

Investigadores forenses empezarán a identificar los cadáveres el lunes, añadieron.

La policía rodeó la prisión por la noche pero esperó hasta el mediodía para entrar debido a reportes de que los presos seguían armados y fuera de sus celdas.

Nueve internos heridos en el enfrentamiento fueron llevados a hospitales cerca de Alcaçuz, dijo la persona.

Como en otros disturbios que hubo en diferentes partes del país este mes, casi todos los reos que murieron fueron decapitados y algunos cuerpos fueron quemados parcialmente, dijo a Reuters una persona con conocimiento de la situación.

La policía identificó a los seis que lideraron el incidente y podrían ser trasladados a prisiones federales, dijo la persona.

La causa de los enfrentamientos es un conflicto entre algunas de las bandas del narcotráfico más poderosas de Brasil, que pusieron fin a una frágil tregua hace unos seis meses.

Las muertes de este mes en uno de los motines más sangrientos de Brasil en décadas han expuesto las crecientes guerras territoriales entre las bandas Primeiro Comando da Capital (PCC) de Sao Paulo y el Comando Vermelho de Río de Janeiro, que podrían hundir aún más en la violencia al sistema penitenciario de Brasil.

Alcaçuz alberga unos mil 150 presos pero tiene capacidad para 620.

El domingo, el ministro de Justicia Alexandre de Moraes prometió extender apoyo financiero y de seguridad a Río Grande do Norte para evitar nuevos levantamientos carcelarios.
Moraes autorizó que el estado use parte de los 13 millones de reales (4 millones de dólares) que transfirió en días recientes para mejorar y comprar equipo de la prisión.

RAMG-JLR

CARGANDO...