¿Qué tan saludable es bañarse con agua fría?

¿Qué tan saludable es bañarse con agua fría?

(China Photos/Getty Images)

Ducharse con agua fría, tibia o caliente es una decisión que por lo general obedece al gusto de cada persona, o bien, al clima prevaleciente en ese momento, pero ¿qué es más saludable desde el punto de vista científico?

Lee también:

Existe el mito de que tomar un baño con agua fría, aunque no resulta tan placentero, trae beneficios a la salud. Para probar esta teoría, en Holanda se realizó un estudio con 3 mil personas que no acostumbraban a ducharse con agua fría y se les dividió en cuatro grupos:

Grupo 1: Deberían terminar su ducha habitual con 30 segundos bajo el agua fría
Grupo 2: Deberían terminar su ducha habitual con 60 segundos bajo el agua fría
Grupo 3: Deberían terminar su ducha habitual con 90 segundos bajo el agua fría
Grupo 4: Tomaron el baño con normalidad.

Lo anterior durante 30 días. Después de ese tiempo los participantes respondieron algunos cuestionarios que arrojaron la siguiente conclusión: Las personas que finalizaron sus duchas con agua fría presentaron una reducción de 29% en la sensación de estar enfermos, en comparación de las que no lo hicieron.

Sin embargo, no hubo ningún cambio en cuanto a la posibilidad de que los individuos de los cuatro grupos particiapantes cayeran o no enfermos, es decir, la probabilidad es la misma se tomen o no baños con agua fría. Estos resultados fueron publicados por la revista PloS One

Aunque los baños con agua fría no son más saludables, el someterse a ellos sí tiene varios efectos positivos:

  • Las personas se vuelven más productivas, tomar un baño con agua fría tiene efectos similares a tomar cafeína.
  • El ritmo cardíaco aumenta y se libera sangre en el organismo, lo que se traduce como una dosis extra de energía natural.
  • Se mejora la circulación.
  • Las artículaciones se mantienen en buen estado y se previenen inflamaciones y/o lesiones.
  • Se alivia la depresión y el estrés, mejorando la calidad de vida.
  • Beneficia el aspecto del pelo y la piel.

En conclusión, bañarse con agua fría no evitará que nos enfermemos, pero sí contribuirá a mejorar nuestra calidad de vida.

Con información de Vix
CARGANDO...