¿Realmente qué tan bajo fue el salario mínimo en México?

(Photo by John Moore/Getty Images)

Cuando los cinturones ya aprietan demasiado

El primero de enero de 2017 el salario mínimo en México aumentó 7 pesos: 80.04 pesos al día. ¿Será este un buen salario mínimo? ¿El aumento de 7 pesos será un aumento cualitativamente importante? Comprender desde el punto de vista histórico el salario mínimo de 73.04 pesos con el que terminamos este año puede echar luz sobre cómo será el año que entra. ¿Para qué alcanzó realmente en 2016, qué tan bajo fue respecto a otros salarios mínimos en otros años en México y qué tan bajo fue respecto a los estándares internacionales?

¿Por qué hay un salario mínimo en México?

El 17 de agosto de 1934 el entonces presidente de México, Abelardo Rodríguez se comunicó por radio con el pueblo:

Hemos llegado a un punto en que la servidumbre económica del proletariado no puede conciliarse con el funcionamiento de un Gobierno revolucionario, pues la “libertad absoluta” que en otro tiempo sirvió al explotador para justificar sus desenfrenadas ambiciones personales, se ha transformado en “libertad organizada”, en disciplina, igualdad económica y trabajo, que contribuyen a retribuir sobre bases equitativas el verdadero servicio social que rinda como productor.

Dijo que había que

transformar ante todo las condiciones del reparto del conjunto de los productos elaborados por la comunidad a través del pago de mejores salarios, pues estimo como un principio de equidad social, que el derecho a un jornal adecuado, si no supone la igualdad de todos los hombres en sus ingresos, sí implica el ineludible deber del Estado, de no permitir la acumulación de provechos excesivos en unas cuantas manos, mientras no exista una base de amplitud económica para las masas.

Para ello, Abelardo Rodríguez consideró una necesidad de la economía política

elevar el estándar de vida de las clases laborantes, pues he sustentado el criterio de que, no sólo pesa sobre el hombre la obligación de trabajar, sino que también tiene un derecho indiscutible a percibir un salario que le permita satisfacer sus necesidades, tanto las más apremiantes como aquéllas que lo capaciten para acrecentar su cultura y desenvolver su existencia progresivamente, hasta que no haya un solo trabajador que desconozca el disfrute de una vivienda confortable, de una comida nutritiva y de una indumentaria que lo proteja de las inclemencias del tiempo.

Hoy, el Artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo declara que “el salario mínimo deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos.”

¿Los 73.04 pesos por día de trabajo que ganaron este año los casi 8 millones de mexicanos fueron suficientes para satisfacer las necesidades familiares en los aspectos que dicta el Artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo y para satisfacer la necesidad política económica que Abelardo Rodríguez señaló?

(Photo by John Moore/Getty Images)

(Photo by John Moore/Getty Images)

¿Cómo se ha cambiado históricamente el salario mínimo en México?

Desde 1935 hasta 2016, el promedio de salario mínimo es de 124.73 pesos equivalentes al valor de la moneda en este año. Esto significa que el salario mínimo de 2016, de 73.04 pesos, está 51.69 pesos por debajo del promedio de salario mínimo en 82 años; o, en otras palabras, las personas que perciben el salario mínimo, están recibiendo sólo el 58.55% del promedio de salario mínimo que se recibía en 1935.

Sólo en 22 años, desde el comunicado radiofónico de Abelardo Rodríguez, el salario mínimo fue más bajo que en 2016 (con la equivalencia correspondiente a la inflación): En 1946, 1947, 1950, 1951, 1997 y 1999-2015. Eso quiere decir que en 60 años el salario mínimo fue más alto que en 2016.

La siguiente gráfica muestra la diferencia en el poder adquisitivo del salario mínimo desde 1935 hasta 2016. La línea roja representa el salario mínimo desde 1935 con el valor equivalente al peso actual. La línea azul representa la suma de dinero pagada en un salario mínimo. Así por ejemplo, en 2016, la línea azul y la roja coinciden en 73.04 pesos, pero en 1988, un salario mínimo de 8 pesos correspondían a lo que hoy, en 2016, serían 114.94 pesos. La línea azul desde 1935 hasta 1992 aparece abajo de 0 pesos ya que esta gráfica muestra el desarrollo en nuevos pesos mexicanos.

Cuando menos se ha ganado

En 1951 con 45.19 pesos, equivalentes al valor actual de la moneda nacional. Esto representa el 61.87% del salario mínimo actual. El salario que se percibía en 1951 era muy parecido al que hoy se percibe en Botswana o Niger.

Cuando más se ha ganado

En 1976 con 295.91 pesos equivalentes al valor actual de la moneda nacional. El salario mínimo actual representa sólo el 24.68% del salario mínimo más alto en la historia de México. En 1976, el salario mínimo era cuatro veces más alto que en 2016. Se percibía en este año un salario mínimo muy parecido al que hoy tiene Rumania.

Salario mínimo en 2016

Los 73.04 pesos al día en 2016 —considerando la depreciación del peso frente al dólar— es un salario mínimo muy parecido al que hoy se percibe en Sudán, Mozambique y Afganistán.

México tiene uno de los salarios mínimos más bajos de América Latina y el más bajo de los países de la OCDE. Australia, el país con el salario mínimo más alto, supera al salario mínimo mexicano 21.56 veces. Mientras un trabajador mexicano que percibe el salario mínimo gana 73.04 al día, un trabajador australiano que percibe el salario mínimo gana mil 575.20 pesos al día.

60% de los mexicanos perciben entre 1 y 3 salarios mínimos al día.

Minero mexicano en 1952 (Photo by Three Lions/Getty Images)

Minero mexicano en 1952 (Photo by Three Lions/Getty Images)

¿Para qué (no) alcanza?

El salario mínimo debería alcanzar para la canasta alimentaria y la canasta no alimentaria. El precio de ambas, según Coneval, es de 2 mil 660.46 pesos. El precio de la canasta alimentaria sola es de mil 330.15 pesos al mes.

Esos 2 mil 660.46 pesos necesarios para comprar las canastas alimentaria y no alimentaria marcan la frontera del umbral de pobreza. Pero una mala noticia es que el salario mínimo es de mil 752.96 pesos al mes. Sí, el salario mínimo no alcanza para superar el umbral de pobreza. El salario mínimo debería alcanzar para que un trabajador y su familia vivan dignamente, aunque con lo estrictamente necesario. Hoy la dignidad se encuentra establecida por debajo del umbral de pobreza.

Es cierto, el salario mínimo alcanza para mantener el cuerpo pobremente alimentado, en el umbral de la subsistencia corporal. Si se gasta lo necesario para pagar una canasta básica, restan 422.81 pesos para satisfacer las necesidades de la canasta no alimentaria. Con 14 pesos al día se deberían cubrir las siguientes necesidades:

  • Limpieza y cuidados de la casa
  • Transporte público
  • Educación, cultura y recreación
  • Cuidados personales
  • Comunicaciones y servicios para vehículos
  • Vivienda y servicios de conservación
  • Prendas de vestir, calzado y accesorios
  • Cristalería, blancos y utensilios domésticos
  • Cuidados de la salud
  • Enseres domésticos y mantenimiento de la vivienda
  • Artículos de esparcimiento

Para cubrir los gastos de las canastas alimentaria y no alimentaria se necesitaría percibir el salario mínimo de cualquier año entre 1958 y 1989.

¿Será necesario escuchar de nuevo ese mensaje radiofónico de Abelardo Rodríguez? ¿Cuándo será que un gobierno mexicano vuelva a velar por la seguridad económica de los trabajadores?

(Photo by Victor Chavez/Bongarts/Getty Images)

(Photo by Victor Chavez/Bongarts/Getty Images)

comentarios
CARGANDO...