¿Qué hay detrás de los “arrimones consensuados” en el metro?

Fotografía que muestra un convoy de la Línea 5 del Metro. (Getty Images)

Fotografía que muestra un convoy de la Línea 5 del Metro. (Getty Images)

Hace unos días la secretaria de Gobierno de la CDMX, Patricia Mercado, advirtió que no se permitirá el “arrimón masivo” en el metro de la ciudad como se difundió en redes sociales, pero ¿por qué no se permitirá?, ¿qué hay detrás de esta práctica?

Por un lado, Patricia Mercado asegura que esta convocatoria nació como una reacción machista luego de que la ciudad suscribiera un convenio con la ONU a favor de los derechos de la mujer que se suma al programa Viajemos Seguras en el Transporte Público que inició en 2007 y que se realiza para prevenir, atender y sancionar la violencia sexual cometida contra las mujeres que viajan en el transporte público y concesionado.

Añadió también que esta convocatoria es un atentado contra las mujeres, es discriminatoria y además es un delito. Pero ¿qué es el “arrimón consensuado”?

El froteurismo

El evento está programado para el 4 de marzo a las 15 horas en el metro Pantitlán y se aseguraba que sería “consensuado”. Este tipo de acciones no son nada nuevo en la ciudad, desde hace un par de años circula en internet información acerca de este tipo de parafilia y estos grupos aseguran que hay todo un protocolo para respetar la seguridad de las mujeres.

Por ejemplo, los y las administradores de arrimoncmetroof.wixsite.com aseguran que esta parafilia (el froteurismo) consiste en la excitación erótica a través del frotamiento de los genitales contra el cuerpo de un desconocido y que ellos lo practican de manera consensuada.

En el sitio explican:

#ArrimonConsensuado es una comunidad creada y dedicada para consensuar arrimones en el metro de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey a personas mayores de 18 años, regidos bajo una normativa estricta para garantizar la seguridad, integridad y discreción de quienes gustan de tener un viaje placentero (enfocado a las damas) con personas confiables, respetuosas y responsables con el fin de disminuir el acoso que sufren a diario las mujeres porque…

“El acoso sexual es un delito, el #ArrimonConsensuado no”.

Del arrimón al video

Por otro lado, hay sitios pornográficos que utilizan el término “arrimón” o “arrimones” en donde hay registro gráfico de mujeres que son retratadas, la mayoría de las veces, sin su permiso.

La existencia de esta categoría en estos sitios y los grupos de Facebook y otras redes en los que se comparten estas imágenes es preocupante porque, a pesar de la existencia de los grupos que practican el arrimón consensuado, el acoso en la CDMX es una terrible realidad, tanto así que, al día, hay 3 mujeres en promedio que denuncian acoso en el transporte público (naturalmente no hay registro de los casos de mujeres que no denuncian).

Un arrimón masivo, ¿es una buena idea en una ciudad en la que tantos varones no respetan a las mujeres en este tipo de espacios?

Es problemático porque, a pesar de las “buenas intenciones” de los administradores de las comunidades de los arrimones consensuados, no hay garantía alguna de que las mujeres sean respetados a la hora de una acción masiva (ya no sólo en el frotamiento sino en el registro y posterior subida a internet de esta práctica).

Si bien, el consenso no es problema alguno, ¿qué hacemos con todo lo demás alrededor de esta práctica?

CARGANDO...