Pretenden agilizar el tránsito y reducir la emisión de contaminantes en la CDMX

Vehículos en tránsito por la Ciudad de México.(Getty Images, archivo)

Vehículos en tránsito por la Ciudad de México.(Getty Images, archivo)

Casi 4.5 millones de vehículos circulan diariamente en la Ciudad de México. La saturación creciente de la red vial y un impacto ambiental generado por más de 20 millones de litros de gasolina consumidos todos los días son condiciones que enfrenta la gran urbe.

Disminuir el tráfico, mejorar la movilidad y reducir la emisión de contaminantes, es uno de los objetivos que busca el nuevo Centro de Control de Gestión del Tránsito en la Ciudad de México, que entrará en operación a mediados de marzo.

En el centro de control de gestión tenemos una parte de cámaras y tenemos otra parte donde está el controlador de los semáforos, ahí tenemos un mapa donde están punteados todos y cada uno de los semáforos de la ciudad”, dijo Fernando Martínez Badillo, subsecretario de Control de Transito de la Ciudad de México.

Las autoridades han instalado sensores de frecuencia en mil 350 intersecciones de la capital, justo arriba de los semáforos; el objetivo es calcular el tránsito con el propósito de evitar la saturación de vialidades.

Este video detector nos genera una espira virtual, que no es otra cosa más que un cerco en el cual se delimita el área y el sistema nos va contando la cantidad de vehículos que circulan o que pasan por ahí. Con estas cantidades, con estos valores, se manda al centro de control y gestión y a través del sistema regresa esta información, pero a manera de órdenes para que los tiempos de verde del semáforo le den prioridad a aquella vialidad que tenga mayor demanda”, explicó Fernando Martínez Badillo, subsecretario de Control de Transito de la Ciudad de México

Con estos dispositivos que controlarán los semáforos se pretende disminuir el tráfico en al menos 30% durante horas pico.

De acuerdo con el estudio de movilidad urbana de la Ciudad de México, agilizar la circulación reduciría en al menos 5% la emisión de contaminantes.

Sin embargo, para especialistas en el tema, el problema del tráfico intenso está relacionado con el creciente parque vehicular, aunado a la insuficiente movilidad en las avenidas.

No hay la capacidad de muchas arterias, muchas vialidades, no tenemos ese flujo continuo que es lo que pretende esta autoridad, generar un flujo continuo, esta ola verde. Los ejes viales eran vialidades de alta velocidad, para circular los grandes flujos, lo hemos perdido en Patriotismo por ejemplo”, aseveró Ángel Molinero, director de Urbanismo y Sistemas de Transporte.

A partir de 2016 en varias intersecciones de la Ciudad de México se colocaron algunas zonas peatonales, delimitadas por tubos y maceteros.

Sin embargo, lejos de favorecer la circulación, en muchos casos han generado cuellos de botella.

De acuerdo con la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Ciudad de México, en las horas de mayor tráfico, avenidas como Fray Servando, Constituyentes o Circuito Interior, se colapsan por la circulación de más de 90 vehículos por minuto.

Con la instalación de estos dispositivos en semáforos inteligentes, se espera que mejore la circulación de vialidades con alta demanda vehicular y se evite que sean los policías de tránsito quienes tengan el control de semáforos en intersecciones conflictivas.

 

Con información de Rafael Trejo
Vm,

 

CARGANDO...