#MichelTemer

¿Presidente de Brasil se muda por fantasmas?

Michel Temer, presidente de Brasil, desde que tomo su cargo vivía en el Palacio Jaburú, residencia oficial de la vicepresidencia, hasta hace unos días decidió irse a vivir al Palacio de Alvorada, residencia oficial presidencial del país, tenía la intención de volver el lugar cálido y familiar.

Sin embargo, Temer y su familia, no duraron más de una semana viviendo en el Palacio y decidieron regresar a Jaburú; el presidente declaró en la revista Veja que comenzaba a sentir cosas extrañas:

Sentí algo extraño allí. No conseguía dormir desde la primera noche. La energía no era buena. Marcela (Temer) sintió lo mismo. Solo le gustó a Michelziño, que corría de un lado para el otro. Llegamos a pensar: ¿Será que aquí hay fantasmas?

Estas declaraciones, en redes sociales, han comenzado a crear leyendas sobre la residencia presidencial e incluso sobre el propio presidente.

Pese a la juventud del palacio brasileño, con menos de 60 años de existencia, sus mitos ya pueden compararse a las de viejos castillos medievales europeos cargados de traiciones y de historias lúgubres, probablemente por las sórdidas tramas que se viven en esas cortas décadas en la disputada política brasileña.

comentarios
CARGANDO...