#Trump

Presente, pasado y futuro de Donald Trump y el espionaje ruso

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en que nunca tuvieron que haberse filtrado informes difundidos en las últimas horas sobre supuestas operaciones de agentes rusos. (vía AP)

El próximo 20 de enero Donald Trump tomará posesión como presidente de Estados Unidos, cargo al que llega en medio de una tormenta mediática, desatada por la supuesta intervención de Rusia en las elecciones de ese país.

Durante las últimas semanas el tema no ha dejado de estar presente en la opinión pública internacional. Son tantas las noticias que diariamente surgen del tema, que resulta complicado no perdernos. Aquí presentaremos una vista panorámica de la situación:

PASADO: El rumor que fue creciendo

“La candidatura de Donald Trump es apoyada por Rusia”

Ese fue el rumor que comenzó a correr mientras Hillary Clinton y Donald Trump se encontraban en plena campaña electoral. No obstante los constantes halagos del republicano hacia Vladimir Putin, estas versiones carecían de sustento, y por lo tanto, ni los medios de comunicación ni las esferas políticas norteamericanas hicieron demasiado hincapié en ellas.

Más tarde comenzaron a filtrarse cientos de correos provenientes del Comité Nacional Demócrata (DNC), cuya difusión afectaba directamente a Hillary Clinton y sus aspiraciones. ¿De dónde venían estas filtraciones? La explicación más coherente llegaría tras las elecciones, cuando la CIA dio a conocer que Rusia intervino directamente en las elecciones al hackear a los partidos republicano y demócrata.

Aunque misteriosamente sólo se filtraron los correos e información referentes a Clinton. Cuando varias voces señalaron que Trump había sido ayudado por Rusia para llegar a la presidencia, éste se defendió diciendo que todo era mentira.

Donald Trump, presidente electo de EU. (AP Archivo)

Donald Trump, presidente electo de EU. (AP Archivo)

A pesar de su reticencia inicial, el FBI admitió la posibilidad de la intervención de agentes rusos en la contienda presidencial. La idea de que Rusia pudiera tener, de una u otra forma, injerencia en el proceso electoral estadounidense, encendió los focos rojos en Washington.

Barack Obama tomó medidas ante lo ocurrido y expulsó de Estados Unidos a 35 diplomáticos rusos. Lo que comenzó como suposiciones fue creciendo hasta convertirse en un conflicto diplomático.

PRESENTE: Información comprometedora

Mientras Donald Trump minizaba los ciberataques y Vladimir Putin negaba cualquier participación directa o indirecta en las elecciones, el viernes pasado salió a la luz un documento elaborado por las principales agencias de inteligencia estadounidenses donde se detalla la participación de Moscú en las elecciones.

Entre otras cosas, el documento menciona que:

  • Vladimir Putin ordenó la campaña para influir en las elecciones estadounidenses, buscando disminuir las posibilidades de Clinton de llegar al poder.
  • En las elecciones hubo intercambio continuo de información entre intermediarios del gobierno ruso y el equipo cercano a Trump.
  • Rusia cuenta con información financiera y personal de Trump que podría comprometerlo, como un video sexual donde aparece con prostitutas rusas, que fue grabado en 2013 en un hotel de Moscú.
En la imagen se observa en primer plano al presidente de Rusia, Vladimir Putin, y al fondo aparece el presidente electo de EU, Donald Trump. (vía http://www.salon.com)

En la imagen se observa en primer plano al presidente de Rusia, Vladimir Putin, y al fondo aparece el presidente de EU, Donald Trump. (vía http://www.salon.com)

El mismo documento fue presentado tanto a Donald Trump como a Barack Obama. Aunque nunca se afirma la veracidad de su contenido, las dependencias mencionan que viene de fuentes “suficientemente creíbles”.

Trump, que por mucho tiempo se empeñó en negar que Rusia estuvo tras los ciberataques de las elecciones y que incluso se burló de las agencias de inteligencia que así lo insinuaron, debió admitir que hubo hackeos y la posibilidad de que Moscú estuvo tras ellos. Aunque eso sí, siguió sosteniendo que estas acciones no afectaron el resultado de la elección.

FUTURO: Causas y consecuencias

¿Cuál será el futuro la relación Trump-Rusia? Primero ahondemos en las intenciones que podría haber llevado a Rusia a intervenir en la política de su rival histórico.

Actualmente Rusia tiene una participación militar activa en Siria y otras regiones de Medio Oriente. Su política de intervención en esa zona del planeta en muchos sentidos era contraría a la de Hillary Clinton. Si la candidata demócrata hubiera llegado a la presidencia, tarde o temprano hubiera representado un obstáculo para el gobierno de Putin.

EU acusa al presidente ruso, Vladimir Putin, de influir en las elecciones (AP Archivo)

EU acusa al presidente ruso, Vladimir Putin, de influir en las elecciones (AP Archivo)

Si como todo parece apuntar, Rusia hackeó a demócratas y republicanos, lo hizo para obtener un doble beneficio: Intentar que Hillary no llegara al poder y mantener a Donald Trump al margen. ¿Podría haber una especie de chantaje de Moscú hacia Trump, para que no interfiera en sus intereses a cambio de no revelar información?

Lo anterior es una de muchas teorías que han surgido. Por lo pronto, la intervención rusa rompió la certeza de transparencia e impenetrabilidad que los estadounidenses tenían en su sistema electoral. Lo mismo ocurrió con sus sistemas de seguridad cibernética.

En unos días Trump se convertirá en el presidente de los Estados Unidos, ¿cómo se transformará la relación Estados Unidos-Rusia?

CARGANDO...