Precios en Venezuela aumentan 176% entre enero y junio

Inflación venezolana alcanzó el 176% entre enero y junio

Inflación venezolana alcanzó el 176% entre enero y junio. (Getty Images)

De acuerdo con la Asamblea Nacional de Venezuela, la inflación venezolana alcanzó el 176% en el primer semestre del año, con los precios empujados por la devaluación del bolívar.

Según el Índice Nacional de Precios al Consumidor de la Asamblea Nacional (INPCAN), tan sólo en junio, la inflación alcanzó 21.4%; impulsada por la impresión de dinero por el banco central venezolano para financiar el referéndum para conformar una Asamblea Constituyente.

Legisladores venezolanos de la oposición destacan que la aceleración en la tasa mensual de inflación se debe a la devaluación del tipo de cambio oficial, al mercado negro y al financiamiento monetario del Banco Central de Venezuela (BCV).

La impresión de dinero impulsó la inflación
La impresión de dinero impulsó la inflación. (Getty Images)

A finales de mayo, el BCV estrenó un sistema cambiario conocido como Dicom, de acuerdo con el cual, dólar se vende a cerca de 2,640 bolívares, lo que representa una devaluación de un 73% de la moneda respecto a la tasa en la que se vendían los billetes verdes en un sistema similar anterior.

El dólar en Venezuela también se transa en un mercado paralelo dónde el billete verde pasó de 6,100 bolívares a casi 7,800, sólo en junio.

El BCV no divulga cifras de inflación, escasez y resultados de la economía desde el 2014.

En 2016, el banco central informó que la inflación en Venezuela fue de 247.4%; según lo que reportó al Fondo Monetario Internacional (FMI), la segunda inflación más alta del mundo, después de Sudán del Sur, un país en guerra.

La inflación ha sido un tema recurrente en el discurso de Nicolás Maduro, quien ha prometido que una de las primeras acciones con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es crear una ley para regular los precios de los bienes y servicios básicos.

Maduro ha afirmado que pedirá a los 545 constituyentes, quienes redactarán un nuevo texto normativo para el país, “aplicar mano de hierro” para combatir la “especulación económica”.

Analistas, empresarios y comerciantes advierten que los instrumentos jurídicos venezolanos para regularizar la economía y el comercio no han culminado en óptimos resultados, como la Ley de Precios Justos, reformada en 2015, que establece márgenes de ganancia no superiores al 30 por ciento de la estructura de costos así como cinco años de cárcel para quienes revendan con sobreprecio productos de la canasta alimentaria.

Economistas aseguran que no hay indicios para pensar que un decreto constituyente establecerá condiciones estabilizar los precios y no hay leyes para contrarrestar las condiciones generales de la economía, además de que en este momento sería complicado alcanzar un acuerdo con el sector empresarial para estabilizar los precios.

Especialistas advierten que el gobierno venezolano tendrá que echar a andar medidas macroeconómicas integrales, en un proceso que puede tardar más de un año para estabilizar la economía del país.

Recomiendan reactivar el aparato productivo, unificar la tasa de cambio, generar una política fiscal ordenada, buscar alternativas de financiamiento del gasto público y promover exportaciones no tradicionales.

 

tfo

CARGANDO...