¿Por qué renunció el primer ministro italiano?

Boleta electoral del referendo (Photo by Franco Origlia/Getty Images)

La victoria de un referendo para aplicar una reforma constitucional en Italia que restaría poder al senado, sumaría al ejecutivo y centralizaría el poder era la única vía para que el primer ministro italiano, Matteo Renzi, se mantuviera en su cargo. Se podía votar el sí a la reforma o el no. El no ganó por un amplio margen y Matteo Renzi solicitó su renuncia.

Matteo Renzi (Photo by Franco Origlia/Getty Images)

¿Por qué hubo un referendo?

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, propuso desde abril de este año hacer un referendo para hacer transformaciones constitucionales y en el gobierno italiano. Renzi propuso al pueblo italiano el referendo para reducir los costos del gobierno — y ahorrar quizá un par de cientos de millones de euros — y agilizar las legislaciones con el fin de tener estabilidad política, algo que Italia pocas veces ha tenido. Estas son algunas de las reformas más importantes en el paquete político del referendo:

  • Quitarle poder al senado y modificar el modo en el que se elige. Actualmente en Italia hay un bicameralismo paritario, es decir, el Senado y el Congreso tienen en el mismo poder. La reforma pretende reducir el número de senadores y además convertir esa cámara en una cámara de representación territorial de elección indirecta. La reducción del Senado no es baladí. Del total de 315 senadores elegidos por voto popular, se pretende conformar la cámara por 100 senadores designados asambleas regionales (95) y por el presidente (5).
  • El partido más votado obtendría 340 escaños en la cámara de diputados, es decir, más de la mitad, el 55%.
  • Desaparecer a los senadores vitalicios elegidos por el jefe de Estado.

Una tercera parte de los artículos de la Constitución de la República Italiana (46 de 138) hubieran podido ser cambiados si el sí hubiera ganado.

La participación en el referendo fue del 60% de la población electoral, dos terceras partes de los votantes se encontraba en el norte del país y la minoría en el sur.

Mateo Renzi dijo que renunciaría si no gana el sí.

Matteo Renzi (Photo by Franco Origlia/Getty Images)

El sí, el 40%, el perdedor

Los partidarios de las reformas y el Partido Democrático (en el cual milita Renzi) afirmaron que gran parte de la constitución, dos terceras partes, no sería modificada y que los principios fundamentales de la misma, los derechos y obligaciones de los ciudadanos, no están a discusión. Usaron el mismo argumento de Renzi para apoyar el referendo: tener una mayor gobernabilidad y racionalizar los costos de la maquinaria estatal. Esta postura afirma que el gobierno se estabilizaría y habrá más representación de las autonomías regionales, aun cuando la elección del senado no sea popular.

El no, el 60%, el ganador

Los partidos Sinistra italiana (Izquierda italiana), el Partido Comunista Italiano, el Partido de la Refundación Comunista, Movimento 5 stelle (Movimiento 5 estrellas) y el partido de ultraderecha Lega Nord (Liga Norte) se opusieron a las reformas a la constitución porque serían favorecedoras al poder ejecutivo, el cual perdería su contrapeso. Estos grupos se opusieron también a la reforma por la forma en que se elegirían a los senadores, de manera mediada, indirecta y no transparente. La reforma implicaría menos representación y más poder al primer ministro, por lo que han llamado a la reforma una propuesta antidemocrática.

Matteo Salvini, representante del partido de ultraderecha, Liga Norte, dijo que el no fue una «victoria del pueblo contra los fuertes poderes de las tres cuartas partes del mundo». Marine Le Pen, del Frente Nacional en Francia, felicitó a la Liga Norte por la victoria del no.

El Partido Comunista Italiano, por otro lado, declaró que su tarea es detener esta reforma que tiende al monopartidismo y detener cualquier intento de destruir la democracia representativa a favor de un modelo autoritario que imposibilita el acceso al gobierno de las clases populares.

El Movimiento 5 estrellas (que gobierna Roma y Turín), que ha protestado contra la corrupción del sistema político en Italia, también propuso hacer otro referendo para decidir si el euro seguirá siendo la moneda usada en Italia. Este movimiento se prepara para una posible gubernatura.
(Photo by Franco Origlia/Getty Images)

Matteo Renzi (Photo by Franco Origlia/Getty Images)

¿Qué cambiará?

Sergio Mattarella, presidente, deberá nombrar un gobierno interino sin tener que recurrir a elecciones anticipadas el año que entra. El ministro de Finanzas, Pier Carlo Padoan puede ser el reemplazo de Renzi.

Quizá la relación con la Unión Europea sea turbulenta, y eso podría significar el desmembramiento en un caso extremo. El Movimiento 5 estrellas propone el referéndum para dejar el euro, pero no se oponen a la pertenencia a la Unión Europea.

Otro peligro es un desbalance económico que puede llevar a una crisis. Aunque no es tan probable, hay posibilidad de ello. Luego de la victoria del no, el euro cayó frente al dólar como no lo había hecho desde mediados del año pasado. Desde la victoria del no, no ha habido un cambio cualitativo en el mercado, pero las consecuencias podrían comenzar a apreciarse a largo plazo. El riesgo más importante es la caída del banco más antiguo del mundo y el tercero más importante en el país: Banca Monte dei Paschi di Siena. El banco ha caído desde hace varios meses y el Estado probablemente tenga que prepararse para un rescate.

La victoria del no puso alto a una deicisión que pudo haber llevado a una crisis de representación en uno de los países más importantes para la Unión Europea. Queda estar atentos a la economía del país de la bota.

Matteo Renzi (Photo by Franco Origlia/Getty Images)

comentarios
CARGANDO...