Por qué debes dejar de conectarte a redes públicas de WiFi

(CC0 License)

¿Alguna vez te quedaste sin datos y corriste a una plaza comercial con WiFi público para seguir tu conversación de Whatsapp? ¿O tenías que trabajar en línea así que te llevaste tu laptop a una cafetería para conectarte a su red abierta?

Mucha gente ha recurrido a las redes públicas de WiFi por una u otra razón, e incluso hay propuestas de ley en varias ciudades del mundo con el propósito de abrir más espacios donde la gente pueda ingresar gratis a internet. Es un ideal muy noble: la red es de todos y para todos.

Sin embargo, este ideal parece hoy más lejano que nunca. Los hackers de la actualidad no tienen que tener conocimientos muy sofisticados sobre computación para volverse expertos en phishing (el robo de datos personales por internet). La facilidad con que pueden conseguir herramientas para interceptar información online hacen que las redes públicas sean blancos preferidos de la ciberdelincuencia.

Es por este motivo que debes evitar el uso de las redes públicas de WiFi para enviar correos sensibles o confidenciales, abrir tus redes sociales, hacer compras por internet o revisar tu banca en línea. Mientras sigas conectado a una red pública, te vuelves susceptible a ser espiado por un hacker.

Numerosos son los casos de fraude y chantaje por phishing, y según alerta la empresa alemana de ciberseguridad G Data, las vacaciones son el periodo más propicio para los hackers. Es en estos meses cuando la gente se encuentra por más tiempo fuera de casa, por lo que aumenta el número de usuarios conectados a las redes abiertas de hoteles, aeropuertos y terminales de autobuses.

Las vacaciones de verano ofrecen muchas tentaciones para que la gente mande fotos y videos desde puntos turísticos que, por lo general, suelen ofrecer WiFi público, ya sea con o sin contraseña.

A estas alturas, cabe destacar la diferencia entre “WiFi abierto” y “WiFi gratis”. Ambas modalidades son gratuitas, pero los establecimientos que ofrecen “WiFi Gratis” requieren contraseñas, las cuales son de acceso exclusivo a clientes. Esto le agrega una barrera de seguridad a una red WiFi, pero sigue siendo recomendable que uno se abstenga de acceder a sitios personales con información confidencial.

Los expertos en ciberseguridad alertan también que los puntos de acceso públicos -como los cibercafés- rara vez cuentan con los mecanismos de protección adecuados para que los usuarios tengan la privacidad necesaria al momento de navegar. Si necesitas usar los ordenadores de un cibercafé, que nunca sea para hacer compras con tu tarjeta de crédito o ingresar a tu cuenta bancaria, y siempre hay que salir de las redes en las que hayas ingresado alguna contraseña.

Por último, solo queda recomendar la instalación de software de seguridad en todos tus dispositivos, por lo que hay que dejar de ignorar las peticiones de tu computadora cuando te pide actualizar el sistema. Y también hay que descargar aplicaciones con protección anti-robo que te permitan bloquear o borrar información confidencial en tu smartphone en caso de robo o pérdida.

comentarios
CARGANDO...