Pitón gigante desaparece quince días y regresa sola a casa

sam-piton-regresa sola-serpiente

Después de quince días, una pitón gigante desaparecida regresó con sus cuidadores.

Sam, la pitón de Birmania de 5.18 metros de largo que el pasado 24 de abril se escapó de su hogar en el Valle de Matanuska, Alaska, regresó por su cuenta a su hogar. La serpiente estuvo desaparecida por dos semanas, durante las cuales activó una alarma vecinal. No importa que tan hermosa sea la serpiente, nadie quiere a una pitón de 45 kilogramos paseándose por ahí.

Sam, the 17-foot python, who disappeared without a trace, just as quietly, slithered back into view. The 100-pound…

Posted by Matanuska-Susitna Borough on lunes, 8 de mayo de 2017

No estaba muerta, anda dando la vuelta

David Hyde, el cuidador de Sam, la buscó exhaustivamente, pero ya la había dado por perdida. Sam es diminutivo de Samsón, la pitón es niño. El día del regreso de Sam, Hyde se encontraba afuera de su propiedad, haciendo algunas tareas. Mientras tanto, dejó abierta la puerta frontal de la casa para entrar y salir con mayor facilidad. Cuando regresó a su domicilio, Sam andaba reptando serenamente en la sala. Casual.

Sam, la pitón de Birmania desaparecida regresó sigilosamente a sus casa

Hyde asegura que no tienen ni idea de qué tan lejos o dónde se pudo haber escondido Sam. La pitón tenía marcas de caucho líquido en el cuerpo y ninguna señal de haberse alimentado durante su ausencia. Antes de desaparecer, Sam se comió un conejo de 11 kilos y a su regreso, su cuerpo no tenía ninguna protuberancia de alimento. Lo primero que hizo Hyde con su mascota pitón, fue bañarla. Porque sí, las serpientes también necesitan su buena ducha.

Aunque la fuga de Sam fue un asunto local, la noticia se expandió mundialmente.

La búsqueda de la pitón casi toma un giro demasiado mórbido y oscuro. Un niño de 4 años fue reportado como perdido en el mismo vecindario al mismo tiempo, pero eventualmente fue encontrado sano y salvo.

Sin embargo, Hyde nunca consideró que la pitón fuera un peligro para el vecindario. “No es vicioso ni malvado. Solo es tímido y está hambriento”, dijo el amoroso dueño.

Vía ADN

CARGANDO...