Pierre Lemaitre, la sensación de la novela negra

Pierre Lemaitre, escritor francés

El escritor francés Pierre Lemaitre. (Notimex)

Pierre Lemaitre es el autor sensación de novela negra en Francia. La crítica lo ubica como la persona que reivindicó el género negro.

Famoso por la serie del comandante policial Camille Verhoeven, ganó en 2014 el Goncourt, el mayor premio de las letras francesas por su novela Nos vemos allá arriba.

Pierre Lemaitre estuvo en México para presentar Recursos inhumanos, historia abundante en violencia.

“Pues la novela negra es una novela que es un espejo permanentemente tendido ante la sociedad. Luego, si tenemos una sociedad violenta, no es sorprendente que la novela negra nos refleje una imagen violenta. Pero al mismo tiempo, la pregunta que hace usted es sobre el estatus de la violencia en el interior mismo de la novela. La novela, la novela negra siempre toma las pasiones en su momento de incandescencia. La novela negra trabaja solamente, a fin de cuentas, con las crisis y, por ende, con la violencia. Tengo la impresión de que casi podríamos decir que la novela negra tiene la violencia como carburante”, dijo el escritor Pierre Lemaitre.

Pierre Lemaitre nació en París en 1951. Comenzó a escribir cuando tenía 56 años. A sus 66 cuenta con varias novelas negras, luego de haber dejado la novela policiaca. Está seguro que un lector pide del género negro un buen crimen y una buena muerte. La crítica nota en su obra la influencia de los autores que admira: Brian Easton Ellis, James Ellroy o David Peace. En Recursos inhumanos, Pierre Lemaitre cuenta la historia de un director de recursos humanos desempleado y sin esperanzas. Está en la terna de una vacante y está dispuesto a todo para conseguir el puesto. La ira contenida por años, lo convierten en terrorista.

“Siempre ha sido fácil, nada más que nadie pensaba en ello, pero en cualquier momento pudo surgir alguien armado en algún lugar y matar a todo el mundo. El crimen es como en la indumentaria: hay modas, y la moda de hoy es el terrorismo; es una modalidad de asesinato”, añadió el escritor Pierre Lemaitre.

No obstante que Lemaitre quiso ser escritor desde niño, aplazó hacer realidad el sueño por inseguridad. Tenía en la cabeza una historia, pero la falta de confianza lo inhibían a escribir. Su esposa lo animó a publicar. La edad y su experiencia como profesor de literatura, lo ayudaron a madurar. Al iniciar su primera novela, se percató que sabía muchos trucos literarios y varias técnicas para narrar. Asegura que la literatura es su método para comprender el mundo.

“Creo que no tiene otra función; no tiene otra función que no sea la del desciframiento. Cuando termina de leer un libro y lo deja a un lado, lo único que se le queda es qué efecto tuvo en usted. Si en un libro usted encontró algo que le pareció verdadero, es que resonó de manera atinada. Las novelas no explican nada en términos teóricos. Pero en cambio, sí hay que comprender emocionalmente cosas que nos ayudan a comprender el mundo. De hecho, las novelas son traductoras del mundo”, añadió el escritor Pierre Lemaitre.

Hasta 2006, era profesor de literatura cuando debutó como novelista con Travail soigné. Entre otras novelas, también es autor de Irene, Nos vemos allá arriba y Tres días y una vida.

Con información de Mario Villanueva
Vm,

comentarios
CARGANDO...