Perro se siente solito y escapa de su casa para abrazar a su mejor amigo

Messi es un pequeño y adorable perro labrador que vive en Tailandia con su dueña, Oranit Kittragul. Ella dice que su mascota es siempre cariñosa y que tiene un corazón gigante de labrador.

Eso se demostró por una coincidencia increíble.

Frente a casa de Oranit, se mudó una persona con un hermoso perro husky llamado Audi. Como el dueño del husky debe trabajar durante todo el día, el perro se quedaba sólo en el patio. Y, como es típico de su raza, Audi se ponía muy ansioso al estar solo en casa y aullaba, desconsolado.

Pero Messi, con su naturaleza cariñosa, parecía preocuparse por su lejano amigo. Oranit pedía a su perro que consolara, a la distancia, al abandonado husky. Así que Messi, para la sorpresa de su dueña, calmaba a Audi observándolo tras la reja y ladrándole.

“Cuando se siente solo y llora, le pido a mi perro que lo vea y que hable con él,” Dijo Oranit a The Dodo. “Mi perro sólo lo ve a través de la reja y a veces le ladra. No sé cómo se comunican, pero Audi para de llorar”

En un giro inesperado a esta adorable historia de amistad perruna, Audi tuvo la posibilidad de agradecerle a Messi todas sus atenciones.

Un día que el dueño del solitario husky cerró mal la reja de su patio, Audi escapó y corrió directo a encontrar a su mejor amigo. De pronto, Oranit salió y se encontró a Audi perchado en la reja de su patio esperando a Messi. Y Messi, claro, corrió también a saludar a su amigo.

Sorprendida y enternecida, Oranit inmortalizó el adorable momento de amistad entre los dos perros con varias fotografías. Después de un momento de abrazos y lamidas, los perros se separaron y Oranit llevó a Audi a su casa.

Al parecer, la amistad no solamente existe entre humanos: Audi y Messi son la prueba de que hay empatía entre las especies que nos rodean.

CARGANDO...