Los consejos para ligar de Ovidio

Ovidio

Ovidio. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

Muchos de ustedes probablemente han escuchado de Ovidio. Si no, deben saber que fue un poeta romano y que fue el creador de “El arte de amar”, uno de los primeros libros dedicado a explorar la forma de cortejar, enamorar y mantener una relación amorosa, es decir, este libro es sobre el amor y el ligue. Este poeta era consideraba un experto en este tema, así que advierte que quien lea esta obra se hará diestro en las habilidades que exige el amor.

Estos son algunos de sus consejos más destacados.

  1. Lo primero que dice Ovidio es: “esfuérzate lo primero por encontrar el objeto digno de tu predilección; en seguida trata de interesar con tus ruegos a la que te cautiva, y en tercer lugar, gobiérnate de modo que tu amor viva largo tiempo.” Es decir, ¿quién te gusta? Defínelo, busca ser de su interés y compórtate para que la relación dure.
  2. Lo segundo es sobre dónde puedes encontrar a esa pareja que buscas: “has de tender tus lazos sobre todo […] en el teatro, lugar muy favorable a la consecución de tus deseos. Allí encontrarás más de una a quien dedicarte, con quien entretenerte, a quien puedes tocar, y por último poseerla.” Es decir, si no conoces aún a alguien que te guste, ve a un espacio público que sea muy popular (como lo era el teatro en Roma).
  3. Lo siguiente es desinhibirse y si no se puede, apelar a algo relajante: “Allí, con frecuencia, el Amor de purpúreas mejillas sujeta con sus tiernos brazos la altiva cabeza de Baco; cuando el vino llega a empapar las alas de Cupido, éste queda inmóvil y como encadenado en su puesto; mas en seguida el dios sacude las húmedas alas, y entonces, ¡desgraciado del corazón que baña en su rocío! El vino predispone los ánimos a inflamarse enardecidos, ahuyenta la tristeza y la disipa con frecuentes libaciones.” Ovidio apela aquí al tímido y le aconseja tomar algo para darse valor… pero cabe decir que nunca es bueno que se te pase la mano sino es posible que termines haciendo el ridículo.
  4. Y bueno, advierte de no dejarse engañar por la distorsión del alcohol: “No creas demasiado en la luz engañosa de las lámparas; la noche y el vino extravían el juicio sobre la belleza”.
  5. Habla también de la importancia de conquistar a quien es cercano a esa persona que te gusta: “Conforme a tus medios de fortuna, haz algún regalillo de poco coste al que te lo pida, y lo mismo a las sirvientas en el aniversario de aquel día en que disfrazadas de matronas burlaron y exterminaron la hueste de los galos. Créeme, cáptate el favor de la plebe menuda y no te olvides del portero ni del guardián de su dormitorio”. Es decir, puede hacer una gran diferencia si le caes bien a las amigas y amigos de quien te gusta.
  6. Claro, llorar es un consejo milenario de Ovidio: “También son provechosas las lágrimas, capaces de ablandar al diamante: si te es posible, que vea húmedas tus mejillas, y si te faltan las lágrimas, porque no siempre acuden al tenor de nuestros deseos, restrégate los ojos con los dedos mojados.” Si has hecho esto o tu lo has hecho, date cuenta que no es la primera vez que pasa en la historia.

Este y otros consejos hace Ovidio, no hay que olvidar que hay que verlos sabiendo que tienen más de 2,000 años de antigüedad (y que por lo mismo podrían no servir hoy en día). ¿Crees que siguen vigentes sus ideas? ¿Qué consejos darías para ligar?

CARGANDO...