Olvidan piña en un museo y la confunden con obra de arte

Un par de estudiantes compraron una piña por una libra esterlina y acto seguido la metieron en un museo. Para su sorpresa, la piña fue considerada como obra de arte.

Los jóvenes abandonaron la fruta en el interior del recinto con la esperanza de que fuera confundida con una obra de arte. Y se llevaron una sorpresa…

Los “artistas emergentes” son Lloyd Jack y Ruairi Gray, estudiantes de la Universidad Robert Gordon en Escocia. La fruta fue dejada en un estante vacío de la exhibición Look Again (Mira de nuevo) en el edificio Sir Ian Wood de la misma universidad.

pina-museo-arte

Lloyd y Ruairi regresaron 4 días después y no solo la piña seguía ahí, sino que también tenía una vitrina protegiéndola. Consagrada, hermosa, piña. Según Ruairi, esto es lo más gracioso que ha sucedido en lo que va del año.

Natalie Kerr, curadora de la exhibición, asegura que ella no resguardó, ni ordenó, la integridad de la fruta con la vitrina. El cristal requiere de por lo menos dos personas para ser colocado, y no tienen ni idea de quién lo movió. Sea como sea, Kerr decidió dejar la exhibición de la fruta intacta para “mantener el espíritu lúdico” de la exhibición.

pina-museo-arte-vitrina

Lo bonito del arte moderno es su flexibilidad para permitir este tipo de atropellos y reflexiones. ¿El marco o la vitrina condicionan qué es la obra o dónde empieza y termina? ¿Cómo hacer la curaduría de un contexto y una acción tan específica como “es broma, me estoy mofando de sus instituciones”?

Y más importante, ¿se van a comer la piña? Porque de lo contrario, qué desperdicio.

Vía Independent

CARGANDO...