Obama se despide del Air Force One

Air Force One, avión que usan los presidentes de Estados Unidos

Barack Obama pronunciará esta noche en Chicago el discurso final de su Presidencia y llegará a esa ciudad en el famoso avión presidencial Air Force One.

Aunque a Obama todavía le quedan 10 días en el cargo, su viaje de hoy a Chicago será su último desplazamiento fuera de Washington hasta que entregue el bastón de mando al presidente electo, Donald Trump, el 20 de enero.

No obstante, los mandatarios salientes suelen hacer un último vuelo en el avión presidencial cuando ya han dejado formalmente el cargo y, en esos casos, aunque el aparato es el mismo, no se le llama Air Force One, ya que esa denominación se usa únicamente cuando a bordo va el presidente en ejercicio.

Obama piensa continuar con esa tradición y escaparse de Washington junto a su familia “poco después” de los actos de investidura presidencial de Trump, según el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, quien no dio detalles de cuál será su destino.

Barack Obama en el Air Force One (AP)

Barack Obama en el Air Force One

AIR FORCE ONE, A LA MEDIDA DE UN PRESIDENTE

El Air Force One es un avión a la medida de cada mandatario estadounidense, construido especialmente para transportarlo y protegerlo.

Cuando está en vuelo, la nave se convierte en el centro del gobierno de la Unión Americana. Por cuestiones de seguridad, son dos Boeing 747-200b.

El primer mandatario de la Unión Americana que utilizó un avión particular fue Franklin D. Roosevelt, en 1944. Pero el nombre de “Air Force One” se popularizó hasta la década de los 60, con el presidente John F. Kennedy. Desde entonces, el diseño permanece muy parecido.

El avión mide 70.6 metros de largo. Tiene 340 metros cuadrados de espacio interior. El fuselaje cuenta con un blindaje especial. 379 mil metros de cables envuelven el exterior e interior del avión. En caso de un posible ataque nuclear, el cableado está cubierto por un material especial que protege de los pulsos electromagnéticos. La nave puede interferir radares y eludir misiles.

El Air Force One tiene un tanque de combustible con capacidad de 200 mil litros, lo que le permite recorrer la mitad del planeta con una sola carga. Aunque puede reabastecerse durante el vuelo.

Barack Obama sube al Air Force One (AP)

Barack Obama sube al Air Force One

La cabina está equipada con un sofisticado equipo de comunicaciones. Y pequeñas habitaciones para toda la tripulación. Desde ahí se puede hablar a todo el mundo desde sus 85 teléfonos. En esa área también se ubica la suite presidencial. Con oficina, baño completo y hasta gimnasio.

Hay un consultorio médico que incluye un pequeño quirófano de alta tecnología, con un especialista a bordo en cada viaje. Cuenta con una cocina lista para preparar alimentos para cien personas. En la parte trasera del avión se ubica el comedor y una sala de conferencias.

Luego viene la sección para invitados y los integrantes del equipo de seguridad, personal de apoyo y periodistas.

MLV

CARGANDO...