La NASA descubre una barrera artificial alrededor de la Tierra

cinturones Van Allen, barrera artificial, Tierra, NASA

NASA Goddard

Sondas de la NASA detectaron una barrera artificial alrededor de la Tierra. Según un estudio reciente, esta capa creada por actividad humana está afectando el clima espacial de nuestra atmósfera. Sin embargo, dicha “burbuja” está adquiriendo un efecto positivo.

Nuestro planeta está rodeada de dos anillos de radiación llamados Cinturones de Van Allen. Estos cinturones son zonas donde el viento solar –altamente radioactivo y eléctricamente cargado– queda atrapado por el campo magnético de la Tierra.

Las sondas de la NASA descubrieron que las partículas que se encuentran en los Cinturones de Van Allen son incapaces de penetrar ondas de baja frecuencia. Con el uso incremental de comunicación de Frecuencia Muy Baja (o VLF por sus siglas en inglés) el Cinturón Van Allen interno se encuentra más lejos de la Tierra, en contraste a su posición en la década de los 60, gracias a la barrera artificial creada por estas ondas.

VLF usa frecuencias entre los tres y 30 kilohertz. Estas frecuencias son poco aptas para transmitir mensajes de audio, pero idóneas para mensajes codificados a través de largas distancias o profundidades oceánicas. Por lo general son usadas en los ámbitos científico y militar, especialmente para la comunicación con submarinos.

Hasta la publicación de este estudio, no se había planteado el efecto de las ondas de baja frecuencia en el espacio exterior. Es decir, la barrera protectora fue creada de manera inadvertida. Sin embargo, ahora que sabemos que estas ondas perduran y pueden modificar el clima espacial, la comunidad científica es más consciente de cómo crear protecciones contra la radiación natural del espacio.

CARGANDO...