Gadafi, el excéntrico que sometió a Libia

Muamar Gadafi, Libia, Dictador, excéntrico, Gadafi

( Epsilon /GettyImages)

El 20 de octubre de 2011, falleció el dictador libio Muamar el Gadafi, después de ser torturado y golpeado por una multitud de milicianos cuando intentaba escapar de la ciudad de Sirte.

Sobre Gadafi se han escrito muchas cosas, que van desde el liderazgo que ejerció entre los políticos del continente africano, o su relación con las grandes potencias del planeta, hasta las terribles acciones represivas y el control tiránico que ejerció sobre su pueblo. Es interesante ver cómo en cuatro décadas pasó varias veces de héroe a villano.

No obstante, entre todo ese mar informativo hay datos que nos muestran a un Gadafi excéntrico, al que le gustaban las novelas mexicanas, o que instauró leyes en Libia que prohibía que los hombres usaran cabello largo. Un personaje cínico pero con matices muy peculiares que ayudan a darle una nueva dimensión, sin que esto signifique justificarlo o hacer apología de su figura tiránica.

Por medio de pequeños puntos temáticos, buscaremos adentrarnos en ese extraño personaje creado por el gobernante ¿o viceversa?

El beduino

Gadafi nació un 7 de junio de 1942, cerca de Sirte, en un campamento beduino (árabes nómadas) de la tribu “Gadafa”. Se sabe que durante sus primeros años en la escuela sufrió el desprecio por parte de sus compañeros de clase.

Su origen lo marcó, y por eso, al ser gobernante solía recibir a las visitas diplomáticas en tiendas estilo beduino. Cuando salía de viaje Gadafi a veces dormía en una carpa árabe especial a prueba de balas, lo cual representaba un reto a la logística de las naciones que visitaba.

Muamar el Gadafi, Libia, Gadafi, dictador, oriente
(Pascal Le Segretain/GettyImages)

Gadafi en una visita de estado.

La hamahiriya

En 1977 instauró la hamahiriya, un sistema político asambleario que él mismo inventó y que cuya traducción sería “República de las masas”. Supuestamente con ello le daba el poder absoluto a los libios. Como la historia nos mostró, esto era sólo un “supuesto”, pues Gadafi ejerció un férreo control en Libia.

Fan de Condoleezza

Gadafi siempre sintió una extraña admiración por Condoleezza Rice. Cuando en el 2008 la ex secretaria de estado de Estados Unidos visitó Tripoli, Gadafi le hizo regalos valuados en más de $200,000 dólares.

Tras la muerte del dictador se descubrió que en una de sus propiedades tenía un álbum con fotos de Condoleezza cuidadosamente recortadas.

Obsesionado con su apariencia

Un cable de Wikileaks reveló que Gadafi era adicto al botox. También se sabe sometió a varias cirugías estéticas, y se implantó cabello, procedimiento que le provocó una reacción alérgica.

Muamar Gadafi, Libia, Dictador, excéntrico, Gadafi
(Norbert Schiller/GettyImages)

Muamar el Gadafi

Las fiestas

Otros cables de Wikileaks mostraron que Gadafi solía organizar conciertos privados y fiestas para sus hijos. Contrató artistas como Nelly Furtado, Beyoncé, Usher, 50Cent, Jay-Z, Lionel Richi o Bon Jovi. A Mariah Carey le pagó más de un millón de dólares por interpretar cuatro canciones.

La Guardia Amazónica

Gadafi era protegido por su Guardia Amazónica, conformada por un grupo de 40 mujeres guardaespaldas que él mismo elegía.

Para formar parte de este grupo las aspirantes debían ser vírgenes, dar su voto de castidad, tener un entrenamiento especial y prometer nunca abandonar a Gadafi. Además del atuendo militar, usaban maquillaje y tacones altos en sus botas de combate.

Miedo a las alturas

Gadafi sufría miedo a la alturas, por eso se negaba a usar ascensores y a subir más de 35 escalones. Probablemente eso explica que prefería quedarse en el primer piso de los lugares donde se alojaba. Tampoco le gustaba tomar vuelos con una duración mayor a 8 horas.

Su enfermera sueca

Gadafi sólo confiaba en los diagnósticos de Galyna Kolotnytska, una voluptuosa enfermera ucraniana que se encargaba de su salud.

Muamar Gadafi, Libia, Dictador, excéntrico, Gadafi
( Reg Lancaster / GettyImages)

Muamar el Gadafi

Isratina

En algún momento Gadafi abogó por la paz entre israelitas y palestinos, sugiriendo que ambos se fusionaran en un país que se llamaría Isratina. Cuando vio que nadie tomó en cuenta su propuesta, llamó ‘idiotas’ a los dos bandos.

Gadafi adicto al sexo

Se volvió adicto al viagra (diario tomaba una pastilla), tanto que sus enfermeras varias veces le recomendaron ya no consumirlas. También le pidió a sus colaboradores cercanos que le trajeran de París un “alargador de pene”.

Las mujeres que eran obligadas a tener relaciones con él solían terminar en el hospital por los desgarres que sufrían.

Decano de Arabia

Aunque Gadafi fue conocido como “el Ché Guevara Árabe” o como “el perro loco de oriente”, solía llamarse así mismo “Rey de reyes” o también el “Decano de Arabia”.

Muamar Gadafi, Libia, Dictador, Gadafi, mural
(Daniel Berehulak/GettyImages)

Muamar el Gadafi

¿Lo extrañan?

El gobierno de Gadafi- que duró de septiembre de 1969 hasta su muerte- se caracterizó por las violaciones a los derechos humanos contra los civiles, así como por la persecución y censura hacía sus opositores. Aún así, la situación en la que actualmente se encuentra Libia hace que un sector de la población añore los tiempos en los que Gadafi estaba al frente del país.

Y es que cinco años después de haber sido derrocado, la guerra civil entre dos grupos que se disputan el control del gobierno libio, además de las presencia de varios grupos yihadistas en el paísm tienen a Libia sumida en el caos.

* * * * *

Es interesante ver como Gadafi pasó de héroe a villano una y otra vez durante más de cuatro décadas. Alrededor de su figura hay tantos mitos, que a veces es difícil saber dónde establecer las fronteras entre el dictador sanguinario, el político y el gobernante estrafalario.

CARGANDO...