Morir de hambre en África; la peor crisis humanitaria desde 1945

Un niño recoge basura en Niamey, Nigeria. (Getty images, archivo)

Un niño recoge basura en Niamey, Nigeria. (Getty images, archivo)

Dentro de la crisis humanitaria más grande desde 1945, 20 millones de personas en Yemen, Sudán del Sur, Somalia y Nigeria podrían morir de hambre.

Stephen O’Brien, director de la oficina para la coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, OCHA, dijo ante el Consejo de Seguridad de la organización que la situación se ha deteriorado a causa de las guerras, desplazamientos, sequías y ataques a escuelas y centros médicos.

Estamos en un punto crítico de nuestra historia. Es principio de año y ya estamos enfrentando la crisis humanitaria más grande desde la creación de las Naciones Unidas. Sin esfuerzos globales, colectivos y coordinados, la gente simplemente morirá de hambre”, dijo Stephen O´Brien, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU

De acuerdo con OCHA, Yemen es el país más afectado. Dos tercios de la población necesitan asistencia humanitaria y más de 7 millones no saben cuándo podrán comer. La guerra por el control del país, que inició en 2015, ha desplazado a 48 mil personas en los últimos dos meses.

El sufrimiento humanitario que vemos hoy en Yemen es causado por las partes en conflicto y sus aliados y si no cambian su comportamiento ahora, deben ser responsabilizados por la hambruna inevitable, las muertes innecesarias y el creciente sufrimiento que estas generarán”, añadió Stephen O´Brien, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU.

En Sudán del Sur más de 7.5 millones de personas necesitan ayuda. La lucha interna ha desplazado a 3 millones 400 mil ciudadanos y más de 1 millón de niños sufren de malnutrición.

La situación está peor que nunca. La hambruna en Sudán del Sur es causada por el ser humano. Las partes en conflicto son parte de la hambruna, así como aquellos que no están interviniendo para detener la violencia”, agregó Stephen O´Brien, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU.

En Somalia más de la mitad de la población requiere ayuda humanitaria y 2.9 millones sufren de hambruna. De acuerdo con OCHA en los últimos dos meses 160 mil personas han sido desplazadas por las sequías. Adicionalmente la presencia del grupo extremista Al Shabab en algunas zonas del país complica el acceso a la ayuda humanitaria.

Los habitantes de la zona del lago Chad, al noreste de Nigeria también corren peligro. Más de 10 millones de personas necesitan alivio y protección. De éstas, siete millones sufren de inseguridad alimentaria. De acuerdo con OCHA, la malnutrición es tan grave que hay adultos que no pueden hablar ni caminar y comunidades enteras en las que todos los bebés han muerto.

O’Brien ha solicitado a Naciones Unidas que le entregue, a más tardar en julio, un presupuesto de 4 mil 400 millones de dólares para mitigar los efectos de la crisis.

El director de OCHA asegura que la crisis humanitaria que vive el mundo es evitable y que si no hay una respuesta internacional conjunta la situación fácilmente empeorará.

Los cuatro países tienen una cosa en común: conflicto. Nosotros, ustedes, tienen la posibilidad de terminar la miseria y el sufrimiento. Naciones Unidas y sus socios están preparados para ayudar”, concluyó Stephen O’Brien, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU.

 

Con información de Mercedes Migoya
Vm,

comentarios
CARGANDO...