5 momentos de Marilyn Monroe que seguro conoces

Marilyn Monroe, John Kennedy, Hollywood, Madonna,

Olivia de Havilland, Ingrid Bergman, Katharine Hepburn, Joan Crawford, Jane Wyman, y tantas otras grandes actrices del cine de oro. A pesar del éxito crítico y la popularidad que alcanzaron en vida, en el siglo XXI no hay persona menor de los 40 años que las pueda reconocer al instante (fuera de cinéfilos o estudiantes de cine). Pero tal no es el caso de Marilyn Monroe.

La trayectoria profesional de Marilyn no duró más de 15 años, tampoco alcanzó a ser nominada a un premio de la Academia, y nunca logró escaparse del rol de la “rubia boba”. Afortunadamente, las pocas películas en las que figuró de manera prominente permitieron que la actriz dejara su huella, no solo en la historia de Hollywood, sino en los anales de la cultura pop del siglo pasado.

A continuación hacemos un recuento de aquellas imágenes icónicas que todavía perduran en la memoria colectiva. ¿Por qué? Porque incluso en la actualidad, las nuevas generaciones rinden tributo a la enorme figura de la Monroe, y esto permite que su imagen sobreviva en la era digital.

Pregúntale a cualquiera en la calle. ¿Qué es lo primero que viene a la mente cuando escuchas el nombre de Marilyn Monroe? Con tantas referencias modernas, seguro es cualquiera de estos momentos.

1. EL VESTIDO BLANCO EN LA BRISA

La comezón del séptimo año (The Seven Year Itch) fue una de las películas más taquilleras de su tiempo cuando tuvo su estreno en 1955. Pero más que eso, también fue la cinta que transformó a Marilyn Monroe en un icono sexual internacional (quizás el primero de su tipo). Es probable que no hayas visto esta película de principio a fin, pero lo que sí es seguro es que puedas ubicar su escena más famosa. ¡Qué va! Es una de las escenas más famosas en la historia de Hollywood.

La comezón del séptimo año nos cuenta la historia de Richard Sherman, un hombre cuya familia se va de viaje, y él se queda solo en su departamento, para disfrutar de la vida de soltero por un tiempo. Sin embargo, su ojo es capturado por la chica sin nombre que vive en el departamento superior. Sherman invita a la chica a ver una película de terror, y cuando salen del cine, la pareja camina sobre el piso enrejado que da al tren subterráneo. La chica trae un vestido blanco, y cuando pasa el metro, pues… se produce un escándalo en la década de los 50 y una escena inolvidable.

Original:

La escultura de Marilyn de 8 metros de altura, creada por Seward Johnson:

Comercial durante el Super Bowl 50, con Willem Dafore en el vestido blanco.

2. FELIZ CUMPLEAÑOS, MR. PRESIDENT

La Monroe tuvo varios amores en su vida, algunos más pasajeros que otros. Pero una de sus aventuras que más enloqueció a la prensa fue su coqueteo con el mismo presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy. Pocos meses antes de su muerte en agosto de 1962, Monroe estuvo presente en la fiesta de cumpleaños de JFK, la cual se celebró en el Madison Square Garden de Nueva York.

La actriz tenía puesto un vestido que dejaba poco a la imaginación, y con el tono más sensual que alguien le podría dedicar a un jefe de Estado, Monroe le cantó “Happy Birthday” a JFK. Desde entonces, esta versión de lo que era la canción más inocente del mundo ha sido recreada hasta la muerte.

Original:

Lana Del Rey encarna a Marilyn mientras JFK es… ¿A$AP Rocky?

En Breaking Bad, Skylar White le desea feliz cumpleaños al presidente de su empresa:

3. LOS MEJORES AMIGOS DE UNA CHICA

La segunda escena clave que forjó la leyenda de Marilyn Monroe es una pieza musical en Los caballeros las prefieren rubias (Gentlemen Prefer Blondes). Igual, quizás no has tenido la oportunidad de ver esta comedia, pero cuántas referencias has visto de Marilyn en su vestido rosa, rodeado de hombres de frac, e interpretando “Diamonds Are a Girl’s Best Friend”. La original de las “chicas materiales” sentó las bases de la vanidad a la que todos aspiramos.

Original:

Madonna, la nueva chica material, canaliza a MM en este clásico video de 1985:

La serie musical Glee no podía abstenerse de algún número inspirado en esta coreografía:

4. SU TRAYECTORIA

En su mejor momento, la actriz representaba una cara del ideal americano que Hollywood buscaba explotar en los años de la posguerra: sexy pero ingenua, subversiva pero patriota. La chica preferida de los pin-ups le brindó al mundo occidental un vistazo a la rebeldía que se aproximaba en los 60, aunque irónicamente, Monroe no vivió lo suficiente para ver la primera explosión de libertad sexual. ¿Te imaginas a Marilyn entre los Beatles? Su propia trayectoria contaría como un momento, porque en un parpadeo de la historia, la década de los 50 es casi sinónimo de Marilyn Monroe.

Marilyn anima a las tropas estadounidenses tras la guerra de Corea:

My Week with Marilyn, en la que Michelle Williams interpreta a la actriz y su trágica suerte:

5. SU IMAGEN

“Marilyn, ¿qué es lo que llevas puesto en la cama?”, le preguntó el reportero de la revista LIFE en 1952. “Yo solo me pongo Chanel Nº 5.”

Tal es el intercambio que definió a Marilyn Monroe como el icono sexual del cine de oro. El glamour que acompañó a la actriz, tanto en su vida privada como en la pantalla grande, jugó en papel clave en la perseverancia de su imagen con el paso de los años. En su figura, tan cargada de sensualidad, también radicaba un empoderamiento femenino que trágicamente no encontró un interlocutor digno en el Hollywood de los 50.

Chanel No. 5 define a Marilyn:

Jackie vs. Marilyn, así lo venden en Mad Men:

El homenaje de Andy Warhol ante la muerte de Monroe:2

comentarios
CARGANDO...