Los huachicoleros tienen entre sus clientes a grandes empresarios

transportistas, gasolina, combustible, barato, huachicoleros, pemex

La compra de gasolina robada es realizada hasta los más altos niveles

Los empresarios y sus transportistas son parte del negocio de los ‘huachicoleros’, a quienes les compran gasolina más barata.

El robo de combustible es una fuerte merma tanto a la economía como a la seguridad de los caminos en el territorio nacional. Sin embargo, sería imposible que este negocios se mantuviera si la compra de la gasolina robada no fuera rentable y no hubiera demanda por combustible más barato.

El combustible robado a Pemex por los llamados ‘huachicoleros’ termina también en los tanques de los vehículos de grandes empresas e instituciones. Rafael Ortíz, presidente de la Asociación Mexicana de Organizaciones de Transportistas (AMOTAC) admitió, en entrevista para Expansión, que sus agremiados compran esta gasolina y diésel robados.

“Es más barato. El litro de diésel lo venden en 10 pesos y en la gasolinera a 17 pesos, además que ahí también se lo compran a los huachicoleros”, señaló el líder de AMOTAC, la cual cuenta con más de 83,000 afiliados en todo el país.

Ortíz señaló que no son la única organización de transportistas que lo hace, pero sí la única que lo admite a los medios.

Basta ver cómo se paran los camiones en las carreteras, ahí están los de las otras asociaciones [sic]”Nosotros lo consumimos porque nos es conveniente, pero no lo robamos. Sí merecemos un castigo adelante, pero no somos los únicos. También se debe investigar a las gasolineras”

La Organización Nacional de Expendedores de Petrolíferos (ONEXPO) no respondió a la petición por parte de Expansión para hablar del tema de la compra de los combustibles a los huachicoleros.

José Ángel García Elizondo, presidente de la ONEXPO, habló en una rueda de prensa realizada hace unos meses,sobre las irregularidades que presentan las gasolineras de estados como Veracruz, Puebla, Guanajuato y Tamaulipas, y dijo que han visto reducidas sus ventas entre el 5% y el 50%, tanto por el comercio ilegal de combustible como por el alza en los precios que se dio desde inicios de año.

Las empresas más afectadas están en las zonas donde se han detectado más robos y tomas clandestinas a los ductos de Pemex, detalló Ortíz. El robo de gasolina y diésel se registra principalmente en las carreteras de Puebla, Veracruz y San Luis Potosí.

Algunas asociaciones transportistas aseguran conocer el hecho de que la compra de combustible robado constituye un delito:

“Si alguien aceptó que incurrió en un ilícito, como la compra de combustible robado, debe estar en la cárcel”, señaló a Expansión Refugio Muñoz, vicepresidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

El comercio con los ‘huachicoleros’ constituye en sí en un delito doble; por un lado, se obtiene un producto robado, y por otro se evade la responsabilidad del pago del impuesto del mismo, resaltó Leonardo Gómez, director general de la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP), que agrupa a 120 de las principales empresas productoras del país.

La sentencia por compra de gasolina robada puede ascender hasta 25 años de prisión como constata un video lanzado en junio pasado:

Con información de:Expansión

CARGANDO...