#Trump

Las 9 frases más importantes del primer discurso de Trump como presidente

Donald Trump pronuncia su primer discurso tras juramentar como el presidente de los Estados Unidos número 45. (AP)

El día de hoy Donald Trump tomó posesión como el presidente número 45 de Estados Unidos. En un evento solemne que congregó a ex presidentes, políticos, familiares y una buena cantidad de figuras religiosas, Trump dio su primer discurso como presidente.

A diferencia de Barack Obama (cuyo primer discurso tuvo más de 2000 palabras), Trump dio un discurso predecible, cercano a sus promesas de campaña y que, en el espíritu de eficiencia que ha enarbolado como bandera, fue corto y efectivo.

En poco más de mil palabras que no llenaron más de veinte minutos en el podio, Trump refrendó sus promesas más agresivas de campaña, esquivó hablar, por completo, del sistema de salud pública, alabó la transición de Obama y refrendó sus tan sonados lemas.

Para tener un panorama de los puntos más esenciales de este discurso que marcará, sin duda, la historia de los próximos años, elaboramos una lista con las frases más importantes de este primer pronunciamiento.

1. El discurso de Trump inició refrendando la idea de que él fue un candidato opuesto al sistema político que representaba, con 30 años de trayectoria, Hillary Clinton. La idea, en este primer discurso, era mostrar que también será un presidente antisistema:

“La ceremonia de hoy tiene un significado particular, porque no estamos transfiriendo el poder de una administración a otra, de un partido a otro sino que estamos transfiriendo el poder de Washington hacia ustedes, la gente.”

2. Y también dejó sentir su desprecio hacia los políticos institucionales:

“No aceptaremos más a los políticos que solamente hablan y que no actúan, que se quejan constantemente, pero que no hacen nada al respecto. El tiempo de los discursos vacíos se ha terminado. Ahora empieza la hora de la acción.

Washington creció pero la gente no se benefició, los políticos se han inflado de dinero pero las fábricas y los trabajos se han ido. Sus victorias no han sido sus victorias y mientras celebraban en el capitolio poco podían celebrar las familias pobres de toda nuestra tierra. Eso cambia aquí y ahora.”

3. Para después enarbolar promesas populistas sobre el poder del pueblo frente al gobierno:

“Éste es el momento de la gente, es su momento, éste es su país. (…) Lo que importan en verdad no es qué partido controla el gobierno sino si el gobierno está controlado por la gente. (…) Hoy se recordará como el día en que la gente volvió a gobernar esta nación.”

4. También surgieron, por supuesto, las promesas de proteccionismo económico que marcaron profundamente sus discursos de campaña y que tanto pueden llegar a afectar a México:

“La riqueza de nuestra clase media ha sido arrancada de los hogares para distribuirse alrededor del mundo. Pero eso es el pasado y ahora sólo vemos hacia el futuro. Desde este día en adelante, una nueva visión va a gobernar nuestra nación. Desde este día en adelante todo será: Estados Unidos primero. Todas las decisiones en impuestos, en inmigración, en política exterior se harán para proteger a las familias estadounidenses y a sus trabajos.”

5. De la misma forma, las promesas del proteccionismo continuaron como una promesa para un mejor futuro:

“La protección llevará a gran fortaleza y solidez. (…) Estados Unidos va a empezar a ganar de nuevo, a ganar como nunca ha ganado: vamos a traer de nuevo los trabajos, vamos a traer de nuevo nuestras fronteras, vamos a traer de regreso nuestros sueños.”

6. Y del proteccionismo se entiende, también, una nueva construcción de la política exterior estadounidense:

“Llevaremos buenas relaciones con otros países pero sostenemos el derecho de cada nación a poner sus intereses primeros. No queremos imponernos frente a nadie, queremos ser la luz que todos siguen como ejemplo. Brillaremos para que todos nos sigan”

7. En su discurso, Trump habló de unidad frente a la división social y racial de Estados Unidos:

“Cuando abres tu corazón al patriotismo no hay lugar para el prejuicio. (…) Cuando Estados Unidos se une, Estados Unidos es imparable. Estamos protegidos por los hombres valiente s de la policía y el ejército y, sobre todo, estaremos protegidos por Dios. (…) Estamos a punto de resolver nuestras diferencias: seamos morenos, negros o blancos, todos sangramos la misma sangre roja del patriotismo.”

8. Y, por supuesto, mencionó al fundamentalismo islámico:

“Vamos a reforzar viejas alianzas y formar nuevas y uniremos al mundo civilizado en contra del terrorismo radical islámico que erradicaremos de la faz de la tierra.”

9. Finalmente, en su despedida, Trump refrendó su viejo lema de campaña:

“A todos los estadounidenses en cada ciudad cerca y lejos, pequeña o grande, de montaña a montaña, de océano a océano, oigan estas palabras: nunca serán ignorados de nuevo. Sus voces, sus esperanzas y sus sueños van a definir el destino estadounidense. Juntos, haremos fuerte a Estados Unidos de nuevo, haremos a Estados Unidos rico de nuevo, haremos a Estados Unidos orgulloso de nuevo, haremos a Estados Unidos seguro de nuevo… y sí, haremos a Estados Unidos grande de nuevo. “

CARGANDO...