Las elecciones parlamentarias en Holanda; pierde la extrema derecha

El gran ganador de las elecciones en Holanda fue el Partido Verde que pasó de cuatro y 16 asientos. (Reuters)

El gran ganador de las elecciones en Holanda fue el Partido Verde que pasó de cuatro y 16 asientos. (Reuters)

“Me parece grandioso. Pienso que los Países Bajos le dieron un mensaje claro a toda la gente de que no estamos a favor del populismo”, dijo Bram Rutte, elector holandés.

Queremos mostrarle a Europa también que no somos de extrema derecha, no somos fascistas, como dirían algunos, como hemos visto. Somos capaces de llevar nuestro propio país de manera democrática”, añadió Kirsten Overboom, votante holandesa.

Estas fueron las primeras reacciones en Holanda tras conocerse la derrota en las elecciones parlamentarias, del candidato Geert Wilders, del Partido de la Libertad, considerado un hombre xenófobo y antimusulmán.

Un político populista al que incluso se le conoce como el “Donald Trump holandés” y que aspiraba a convertirse en el primer ministro.

Y es que además de su aspecto físico, y que prefiere usar Twitter que hablar con la prensa, proponía abandonar la Unión Europea, cerrar mezquitas, impedir el ingreso de personas de origen musulmán y expulsar a los inmigrantes que no se adapten a la cultura holandesa.

Pero en los comicios para renovar los 150 escaños del parlamento holandés y, por lo tanto, definir al nuevo primer ministro, el triunfo de acuerdo a las encuestas es para el gobernante Partido Popular por la Libertad y Democracia del actual primer Ministro, Mark Rutte, que obtuvo 31 escaños. Esto es 10 menos que en la pasada elección.

En segundo lugar quedaron empatados tres partidos, cada uno con 19 escaños.

Uno de ellos fue el favorito de las encuestas, el Partido de la Libertad de Geert Wilders, que ganó cuatro escaños más que en los comicios pasados.

También obtuvieron 19 escaños los Partidos Demócrata Cristiano y el Demócrata de tendencia de izquierda.

El gran ganador fue el Partido Verde que pasó de cuatro y 16 asientos; los perdedores fueron los socialdemócratas del Partido del Trabajo, que tenían 38 escaños y formaban parte de la coalición gobernante de Holanda, pero hoy sólo obtuvieron nueve asientos.

Es esta una noche amarga para el Partido del Trabajo. El resultado es una decepción increíble. Hoy muchos votantes decidieron depositar su confianza en otro partido, y nosotros tendremos que respetar esta decisión de los votantes, por difícil que sea”, dijo Lodewijk Asscher, dirigente del Partido del Trabajo.

Ahora tocará a los partidos negociar para formar coalición y alcanzar los 76 votos necesarios para formar gobierno.

Tras conocerse los resultados, el ultraderechista Geert Wilders señaló vía Twitter que el primer ministro aún no se libra de él; afirmó que nada frenará el avance del populismo como quedará demostrado en las próximas elecciones francesas y alemanas.

El resultado también generó las primeras reacciones fuera de ese país.

El jefe de Gabinete de Alemania, Peter Altmaier, felicitó a los holandeses por el resultado que calificó de “fantástico”.

Con información de Juan José Alvarado
VM,

comentarios
CARGANDO...