Las alergias y su relación con el aire del Valle de México

Panorámica de la Ciudad de México; termómetro alcanzará los 26 grados centígrados. (Getty Images)

Panorámica de la Ciudad de México; termómetro alcanzará los 26 grados centígrados. (Getty Images)

Las partículas de polen que respiramos en el aire de la zona metropolitana del Valle de México podrían ser el origen de diversos padecimientos respiratorios.

Y muchas veces lo asociamos, pensamos, me enfermo en el invierno y cuando hace frío yo empiezo a enfermarme: Empiezo en noviembre, diciembre estoy muy mal, enero sigo muy mal y en febrero como que empiezo a sentirme mejor y lo asociamos a la época de frío, pero no asociamos que en esta época el árbol, en este caso el fresno, por el ejemplo que estamos poniendo, está polinizando”, dijo Guillermo Guidos, médico alergólogo e investigador del Instituto Politécnico Nacional.

Se junta la contaminación de partículas inorgánicas con las partículas biológicas, no solo polen, hay muchísimos otros tipos de microorganismos en el aire, bacterias, hongos, virus y se juntan los dos, los gases además y entonces se vuelve esto como una bomba, ¿no? Lo que estamos respirando. Por eso es necesario estar monitoreando, no solo la parte química, sino también la parte biológica para conocer a lo que estamos expuestos”, aseveró María del Carmen Calderón, titular de la Red Mexicana de Aerobiología de la UNAM.

En el Valle de México existen cuatro especies de árboles que se consideran altamente alergénicos: el fresno, cipreses, juníperos y aísles.

La época de afloración de estas especies coincide con la época invernal, cuando se intensifican los padecimientos respiratorios en la población, por lo que científicos coinciden en la necesidad de instaurar una alerta de contingencia polínica cuando se registren altas concentraciones de polen en el ambiente.

Encontramos que, a lo mejor en un día muy muy alto, podemos encontrar 3 mil pólenes por un metro cúbico de aire. En donde sí se den esas contingencias, se avise a la gente, cómo se dice, no vamos a parar carros, vamos a decir a las personas: por favor no hagas ejercicio a estas horas, ve en el auto con los vidrios cerrados, permanece más en intramuros, que se haga lavados nasales, o sea que tome medidas de prevención”, aseveró María del Carmen Calderón, titular de la Red Mexicana de Aerobiología de la UNAM.

Estudios epidemiológicos realizados por el Colegio Mexicano de Alergia e Inmunología Clínica señalan que el 15% de los mexicanos padece algún tipo de alergia respiratoria, es decir, poco más de 17 millones de personas.

En México no tenemos una estadística que se lleve a cabo de forma confiable o de forma certera a cerca de los factores causales, es decir que nos hablen realmente que existe un problema de salud generado por el polen y por lo tanto quizá no se le ha dado la dimensión o el impacto tanto económico como en calidad de vida de los pacientes que presentan este tipo de problemas de salud”, compartió Guillermo Guidos, médico alergólogo e investigador del Instituto Politécnico Nacional.

Cuando las concentraciones de polen son muy altas, el 90% de la población vulnerable puede presentar algún tipo de síntoma y el 40% podría desencadenar padecimientos crónicos.

Con nueve estaciones de monitoreo en la zona metropolitana del Valle de México, la Red Mexicana de Aerobiología monitorea las altas concentraciones de polen en el ambiente. Actualmente gestiona con autoridades ambientales un método de alertamiento en tiempo real.

Con información de Marco Antonio Sánchez
VM,

CARGANDO...