#Francia

La seducción de Emmanuel Macron en Francia

Getty images

Emmanuel Macron, candidato de En Marcha a la Presidencia de Francia. (Getty images)

El joven candidato socio liberal del movimiento “En Marcha”, Emmanuel Macron, ganó la primera vuelta de le elección presidencial gracias al apoyo de la llamada “Francia de arriba” y del electorado femenino.

Una de cada cuatro mujeres francesas depositó su voto por Macron, exbanquero y exministro de Finanzas del actual jefe de Estado, François Hollande.

El aspirante de “En Marcha” sedujo a los electores urbanos de altos ingresos y a los profesionistas exitosos; se impuso en los hogares acomodados, los que sacaron provecho de la globalización. Más del 57% de los sufragios pro-Macron viene de los franceses prósperos.

Emmanuel Macron logró abrirse paso al presentarse como el candidato antisistema, si bien es el producto mismo de ese sistema”, dijo Madani Cheurfa, secretario general del Instituto de Estudios Políticos de París.

Tras la victoria de Emmanuel Macron el pasado 23 de abril pudimos conversar con los seguidores del líder de “En Marcha” en su cuartel de campaña, la mayoría de ellos jóvenes europeístas al estilo de los “Golden boys”.

“Somos fuerzas vivas. Tenemos ganas de cambiar las cosas y lo demostramos en las urnas”.

Estamos frente al nacionalismo. Emmanuel Macron encarna la juventud, Europa, el progresismo, los valores universales contra el repliegue identitario”.

La rival de Macron, la nacionalista Marine Le Pen, se apoyó en la Francia que sufre, en los obreros, en las víctimas de las deslocalizaciones industriales y en el mundo rural, en todos los perdedores de la globalización que rechazan tajantemente el neoliberalismo al servicio del capitalismo financiero; éste, según ellos, lo encarna Emmanuel Macron. También votó por él un 24% de los varones.

La dinámica que observamos para Emmanuel Macron se explica por el rechazo a los partidos tradicionales que se han repartido el poder en Francia”, añadió Yves-Marie Cann, director del Instituto ELABE.

Mientras que la candidata antieuro y antimigración fue recibida con vítores como una salvadora por los trabajadores en huelga de una fábrica Whirlpool, que será trasladada a otro país, Emmanuel Macron soportó abucheos en el mismo sitio. Ambos se han lanzado a la caza de electorado del conservador Fillon y del izquierdista Mélenchon. Francia está profundamente dividida.

Menos de uno de cada tres franceses se muestra satisfecho con los resultados de la primera ronda electoral. Un 70% se niega a aceptar tanto a Le Pen como a Macron. Con eslóganes “Ni Le Pen, ni Macron”, “ni la patria, ni el patrón” miles de estudiantes salieron a la calle para expresar su repudio a los protagonistas del duelo final previsto para este domingo 7 de mayo.

Algunas de las protestas previas a la segunda vuelta terminaron con choques entre jóvenes y la Policía.

 

Con información de Kasia Wyderko
Vm

comentarios
CARGANDO...